Expresidente Figueres critica mezcla de religión con política en Costa Rica

Por EFE lunes 12 de marzo, 2018

EL NUEVO DIARIO, SAN JOSÉ.- El expresidente de Costa Rica y exdirector del Foro Económico Mundial, José María Figueres, criticó hoy la mezcla de la religión con la política e hizo un llamado a votar con “conciencia” en la segunda ronda electoral del próximo 1 de abril en el país centroamericano.

“No conozco un país en el que mezclar acervo religioso y política haya salido bien. No me refiero a la espiritualidad o a ser creyente, porque la mayoría lo somos; me refiero a que creo en un Estado laico”, declaró Figueres en un vídeo colgado en sus redes sociales.

El próximo 1 de abril se enfrentarán en la segunda ronda el predicador evangélico del conservador Partido Restauración Nacional, Fabricio Alvarado, y el periodista y politólogo del oficialista Partido Acción Ciudadana (centroizquierda), Carlos Alvarado.

El expresidente Figueres también criticó el anuncio del equipo de asesores económicos realizado la semana pasada por Fabricio Alvarado, en el que hay muchos nombres de figuras de los dos partidos más tradicionales del país: Liberación Nacional y la Unidad Social Cristiana.

“Muchas de esas personas han sido actores importantes de nuestra economía en los últimos 20 años y en ese periodo no hemos logrado bajar la pobreza del 20 por ciento y tampoco hemos logrado resolver el problema de la falta de empleo que hoy afecta al 20 por ciento de los jóvenes”, señaló Figueres, quien gobernó el país entre 1994 y 1998.

El expresidente, hijo del fundador del Partido Liberación Nacional (PLN), José Figueres Ferrer, compitió por ser el candidato de esa agrupación, pero perdió en las primarias con Antonio Álvarez, a quien se negó a darle su apoyo para la primera vuelta presidencial del pasado 4 de febrero.

Figueres no le ha dado su adhesión a ninguno de los dos aspirantes para la segunda ronda e hizo un llamado a los votantes a “hacerle caso únicamente a su conciencia” y asistir a las urnas para “derrotar al abstencionismo”.

El expresidente afirma que Costa Rica tiene “la gran oportunidad de avanzar hacia una economía verde, potenciada por la energía renovable” y de convertirse en “líder mundial contra el cambio climático” y que le gustaría ver acciones del próximo gobierno en esa materia.

El tema religioso ha marcado la campaña electoral de Costa Rica e incluso el Tribunal Supremo de Elecciones ha deplorado a la Iglesia católica y a la Federación Alianza Evangélica por utilizar motivos religiosos para influir en los votantes, en asuntos como la familia tradicional y los valores.

El predicador Fabricio Alvarado ha utilizado durante toda la campaña la promoción de la familia tradicional, los valores y principios, así como una dura oposición al matrimonio homosexual, la educación sexual en primaria y secundaria, el aborto y lo que llamada “ideología de género”.

Su adversario, Carlos Alvarado, tiene una posición favorable a los derechos familiares y patrimoniales de la población lesbiana, gay, bisexual, transexual e intersexo (LGBTI) y está en favor de un Estado laico.

El próximo 1 de abril 3,3 millones de costarricenses están convocados a las urnas para escoger al presidente que gobernará el país a partir del 8 de mayo para el periodo 2018-2022, en lugar de Luis Guillermo Solís.

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar