Expediente: Grosera sustracción de fondos públicos para construir “Corredor Duarte I”

Por Luis Brito viernes 2 de junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- En el expediente contra los imputados en el caso Odebrecht, el Ministerio Público sustenta que para la aprobación del proyecto Corredor Duarte I, se incurrió en un “concierto de voluntades y groserías” para violentar las leyes en procura de sustraer fondos públicos.

La acusación, en un apartado que aborda esta obra de infraestructura y agilización de tránsito vehicular en Santo Domingo, pone claramente en duda la seriedad de la licitación para la adjudicación de la misma, que recayó en el “Consorcio Corredor Duarte”, una sociedad entre Odebrecht e Ingeniería Estrella.

El expediente acusa formalmente a Víctor Díaz Rúa, entonces Ministro de Obras Públicas, de auspiciar un “entramado de corrupción grosero” para obtener grandes beneficios particulares con la ejecución de esta obra en particular.

Revela que Díaz Rúa, violentando todas las normas de ética y transparencia, puso a su nuero Conrado Pittaluga, pese a éste tener estrechos vínculos con Odebrecht por negociaciones anteriores, a levantar las actas del proceso de licitación, en su calidad de Notario Público.

Afirma que ya antes, Pittaluga había firmado un contrato “disfraz” de consultoría con Odebrecht, que hizo posible ceder a esta empresa la construcción de la Autopista El Coral, en el Este.

Por ello, Pittaluga obtuvo como ganancia el 1.25 del monto total de la Autopista El Coral, lo que demuestra que respondía directamente a los intereses de Odebrecht, pese a lo cual sirvió de notario para la apertura de sobres en una licitación en la que esta constructora disputaba con otras de la competencia.

La acusación registra declaraciones del ex ejecutivo de Odebrech Marco Vasconcelos, de que para la aprobación del Corredor Duarte I se pagó sobornos, siempre vía Ángel Rondón, a Temístocles Montás, a Julio César Valentín (entonces presidente de la Cámara de Diputados) y a Ruddy González, a la sazón diputado.

El documento que conocerá la justicia declara una “histórica organización criminal compuesta por los imputados Víctor Díaz Rúa y Ángel Rondón, ya que se constituyeron en asociación de malhechores en contra del patrimonio público”.

Añade que varias adendas introducidas bajo subterfugios al Corredor Duarte I aumentaron US$40,570,765.98 al monto original de la obra.

Como parte del entramado que plantea el Ministerio Público, hicieron pasar el túnel que comunica con la UASD como parte del Corredor Duarte, cuando en realidad se trataba de una obra adicional y que por tanto debió cumplir los requisitos de licitación, lo cual no se hizo.

Como muestra, explica que el costo de las obras del túnel UASD fue de US$63,499,981.9, lo que escandalosamente representó el 38% del monto total del Corredor Duarte, evidenciando la referida violación.

Por la construcción de este corredor Ángel Rondón recibió la suma de US$3,277,810.83, “dirigidos manifiestamente para sobornar al imputado Víctor Díaz Rúa”, consigna el expediente.

POR LUIS BRITO