Exministro brasileño dice desconocer origen de fortuna que le depositaron

Por EFE jueves 2 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, Río de Janeiro, 3 mar (EFE).- El exministro brasileño de Turismo y expresidente de la Cámara de Diputados de Brasil Henrique Alves alegó ante la Justicia que desconoce cómo aparecieron 832.975 dólares en una cuenta bancaria suya en el exterior, informaron hoy fuentes judiciales.

Alves, que renunció como ministro de Turismo en junio pasado luego de que su nombre fuera salpicado en un escándalo de corrupción, admitió en la defensa en un proceso judicial en su contra que es "beneficiario" de la cuenta bancaria en Suiza en la que fue depositada la fortuna pero que no sabe quién hizo la transferencia ni por cual motivo.

En la defensa presentada ante el juez que lo investiga, el exministro dijo haber usado un bufete de abogados en Uruguay para abrir una cuenta bancaria en Suiza debido a que quería evitar que su exesposa, de quien se separó en 2009, se apoderada de todos sus bienes.

"Mientras que su vida personal atravesaba la tormenta que antecede casi todo divorcio, el acusado fue aconsejado y decidió considerar la posibilidad de abrir una cuenta en el exterior para recibir una parte de los ingresos que se le debían por la reorganización societaria de un canal de televisión del que era socio", según el texto enviado por la defensa a la Justicia.

Alves, un político del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la mayor formación del país y que es liderada por el presidente Michel Temer, alegó que, por motivos burocráticos, no gestionaba la cuenta que abrió en el exterior ni conocía su saldo.

Agregó que, por ese motivo, desconocía los enormes depósitos que fueron hechos en su cuenta principalmente en 2011: uno de 341.000 dólares en noviembre, otro de 323.000 dólares en diciembre y un último de 161.000 también en diciembre.

"Es importante destacar que el uso indebido de la citada cuenta bancaria y los depósitos mencionados jamás fueron de conocimiento del acusado", agregó la defensa.

Según la Fiscalía, el dinero fue fruto de un soborno pagado por la constructora Carioca Engenharia por la gestión que Alves hizo para que el banco estatal Caixa Económica Federal liberase recursos de un préstamo para financiar las obras de revitalización del puerto de Río de Janeiro.

Pese a que era ministro de Turismo del Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, Alves apoyó el juicio que el Congreso le abrió a la entonces jefa de Estado por irregularidades en la presentación de las cuentas públicas y su destitución en agosto pasado.

Cuando sustituyó a Rousseff, Temer confirmó a Alves como ministro de Turismo.

Sin embargo, en junio del año pasado uno de los delatores que aceptó colaborar con la investigación de los desvíos en la petrolera estatal Petrobras a cambio de la reducción de su condena aseguró que Alves fue uno de los beneficiarios de la gigantesca red de corrupción en la petrolera estatal.

El expresidente de la Cámara de Diputados, que es investigado por los crímenes de corrupción y lavado de dinero, decidió renunciar a su cargo entonces para evitar que el escándalo salpicara también al Gobierno. EFE

Apple Store Google Play
Continuar