Éxito empresarial: Pepín Corripio

Por Manuel Nova miércoles 19 de febrero, 2020

Pocos dominicanos saben que José Luis Corripio Estrada (Pepín), no siempre ha sido un hombre rico.

Pepín, nacido en Asturias, España, llegó con sus padres al país con ocho años de edad. Al inicio vivieron en una casa donde, como se dice popularmente: “Llovía adentro y escampaba fuera”, por las goteras que inundaban el interior de la vivienda con un agujereado techo de zinc.

Jovencito iba a pie o en guagua pública a la escuela. Su padre, don Manuel Corripio García, quien solía decir que vino en barco en un asiento de tercera porque no había otro más barato, sentó las bases de lo que hoy se conoce como el Grupo Corripio tras ahorrar, con intensos sacrificios, la suma de tres mil pesos con los que abrió su primera tienda de comestibles.

Pepín heredó de su progenitor el talento para los negocios. A los doce años manejaba con destreza el negocio familiar por lo que sus padres decidieron solicitarle la expedición por adelantado de la cédula de identidad para que pudiera firmar órdenes de compra y cheques en los casos que se ausentaban por viaje al extranjero.

En la Escuela La Salle, donde se recibió de bachiller, dirigía el periódico estudiantil “Mi Estrella” el cual editaba y distribuía. Pepín es un periodista formado que redacta, corrige y posee olfato noticioso.

Cree firmemente en la independencia y en la libertad de prensa. De ahí su éxito como propietario de medios de comunicación. Su primera inversión en un periódico fue en el tabloide “La Noticia”, dirigido entonces por los hermanos Silvio y Emilio Herasme Peña.

Luego aceptó la oferta de venta del periódico El Nacional que le hizo el doctor Rafael Molina Morillo. Posteriormente se decidió a lanzar un diario matutino y contrató los servicios del veterano periodista Virgilio Alcántara para crear el periódico Hoy.

Al celebrar los primeros 100 años de arribo de la familia Corripio a la República Dominicana, Pepín y sus familiares agradecieron la acogida brindada por el pueblo dominicano con la entrega de cien millones de pesos entre instituciones dedicadas a labores sociales y altruistas.

Mecenas del arte y la cultura, Pepín y su familia estimulan la creatividad intelectual, la ciencia, el conocimiento y la cultura con la entrega de los premios anuales, en distintos renglones, a través de la Fundación Corripio y de los Premios Familia Corripio Alonso.

Empresario de éxito, si de algo puede vanagloriarse este visionario modesto es de los más de doce mil empleados que se ganan el sustento para ellos y sus familiares en sus diversas empresas.

 

Por Manuel Nova

Anuncios

Comenta