Exigen esclarecer asesinato de transexual descuartizado en Higüey

Por El Nuevo Diario lunes 5 de junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Un conjunto de organizaciones que luchan por los derechos humanos demandó este lunes de las autoridades esclarecer el asesinato del transexual Elvis Guerrero (Rubí), trabajador sexual, asesinado el sábado en el municipio de Higüey.

 

“Exigimos del Ministerio Público esclarecer las circunstancias en que se produjo este horrendo crimen y que él o los responsables del mismo reciban todo el peso de la Ley. Este es un asesinato que trae preocupación a toda la comunidad LGBT del país, pues sus características lo hacen parecer un crimen de odio”, denunció el Observatorio de Derechos Humanos para Grupos Vulnerabilizados (ODHGV).

 

Las organizaciones que están demandado el esclarecimiento del crimen además de el ODHGV son: Trans Siempre Amigas (TRANSSA), el Observatorio de Derechos Humanos de Personas Trans, Trans Este Podemos Avanzar (TEPA) y la Coalición de Activismo LGBT Dominicano.

 

Rubí Mori, cuyo nombre legal era Elvis Guerrero y quien militaba en la organización Trans Este Podemos Avanzar (TEPA) es la víctima número 37 de crímenes cometidos contra trabajadoras sexuales trans en República Dominicana del 2006 a la fecha según la documentación de TRANSSA y el Observatorio de Derechos Humanos de Personas Trans (ODHPT).

 

Rubi fue encontrada descuartizada el pasado sábado 3 de junio en Higüey, provincia La Altagracia. Según fuentes, Rubí fue vista el día anterior con dos desconocidos con quienes se fue en una motocicleta. De sus restos solo fueron encontrados la cabeza, piernas, brazos y manos.

 

A tres semanas de haber obtenido una sentencia de 20 años para el asesino de Kimberly Sody, hoy nuevamente la comunidad trans es víctima de un crimen.

 

Las entidades entienden que el Estado dominicano debe tomar medidas y garantizar el ejercicio pleno de la ciudadanía a las mujeres trans, quienes por falta de oportunidades, prejuicios y transfobia en su mayoría deben salir a ejercer el trabajo sexual para sobrevivir y es allí donde al igual que las 37 víctimas contabilizadas, se exponen a perder la vida. Sostienen que el Estado como principal garante de derechos es el culpable de esa situación.

 

Recordaron el artículo 39 de la Constitución, que se establece en el inciso tres: “El Estado debe promover las condiciones jurídicas y administrativas para que la igualdad sea real y efectiva y adoptará medidas para prevenir y combatir la discriminación, la marginalidad, la vulnerabilidad y la exclusión”.

 

Exigen dos nuevas leyes

 

De acuerdo a los representantes de estas organizaciones, el país necesita una Ley de Identidad de Género para el ejercicio pleno de la ciudadanía de las mujeres trans y una Ley de Igualdad y no Discriminación para todas las poblaciones socialmente excluidas. Ambas normativas estarían dirigidas a garantizar el cumplimiento de los derechos en condiciones de igualdad.