Exespía argentino acusa a Cristina Fernández de tener una “guerra” en su contra

Por El Nuevo Diario jueves 16 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, BUENOS AIRES.- El exdirector de operaciones de los Servicios de Inteligencia argentinos Antonio "Jaime" Stiuso acusó a la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015) de liderar una "guerra" contra él en una entrevista publicada hoy, después de que se filtraran audios en los que la exmandataria lo critica duramente.

"Cristina tiene una guerra conmigo, yo no tengo una guerra con ella", apuntó el polémico exespía, apartado de su cargo en 2014, durante el Gobierno de Fernández.

En una breve entrevista concedida al diario argentino Clarín, aludió a los funcionarios del kirchnerismo y aseguró que "si no se olvidan de mí", él no se olvidará "de ellos".

El exespía realizó estas declaraciones después de que en las últimas semanas su figura cobrara protagonismo por la filtración de unos audios de conversaciones telefónicas en los que se escucha al exjefe de la Agencia Federal de Inteligencia Oscar Parrilli y a Fernández criticarlo fuertemente e incluso sugerir la necesidad de "apretar jueces" para que avancen en las causas que le afectan.

En la conversación publicada hoy, también se refirió al exjefe del Ejército César Milani, actualmente en prisión preventiva por presuntos delitos de lesa humanidad durante la última dictadura, e investigado actualmente por presunto espionaje ilegal, una causa por la que hace apenas dos días el propio Stiuso acudió a la Justicia para declarar como testigo.

"Milani era un engranaje más del aparato paralelo que habían armado. Pero él no era el vértice", sino que Fernández "estaba al mando" y "lo terminaron sacando a Milani" porque "no les servía más", dijo.

Stiuso, sobre quien pesan acusaciones de presunto lavado de dinero, fue una figura destacada de la Inteligencia argentina durante décadas.

Su figura cobró especial relevancia tras la muerte aún sin esclarecer del fiscal Alberto Nisman, en enero de 2015 (muy poco después de que Stiuso fuera apartado de su cargo).

Stiuso y Nisman eran estrechos colaboradores y el fiscal murió cuatro días después de denunciar a Fernández por el supuesto encubrimiento de los iraníes sospechosos del ataque a la mutua judía AMIA que dejó 85 muertos en Buenos Aires en 1994, a cambio, presuntamente, de favorecer el comercio con el país persa, algo que la expresidenta siempre ha negado.

En 2015, Stiuso, cuyo testimonio era reclamado por la Justicia en la causa en la que se investiga la muerte del fiscal, retornó al país tras casi un año de paradero desconocido.

Apple Store Google Play
Continuar