Exdirector DGII: Si no hay reforma fiscal, el gobierno puede sobrevivir

Por Jacqueline Morrobel lunes 27 de septiembre, 2021

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO, RD.-El exdirector general de Impuestos Internos (DGII), Magín Díaz, dijo este lunes que si no hay una reforma fiscal, el gobierno de Luis Abinader puede sobrevivir y estima, que lo único que puede pasar es que se baje la calificación de riesgo del país, y aun así, la República Dominicana está mejor que muchos países de la región con el crecimiento económico.

“Yo creo que lo que pasaría es que la deuda se encarecía un poco, tendría muchas presión del gasto, pero no hay riesgo inminente de una crisis, y aunque está comprometido con la  estabilidad macroeconómica, va a respetar la restricción presupuestaria y será un gobierno que prometerá muchas  cosas, pero no va poder hacer muchas”, sostuvo.

Destacó que en el país no hay riesgo de crisis fiscal de deuda en los últimos tres o cuatro años.

“Lo que  hay  es un  problema coyuntural de liquidez  debido a que los intereses se están llevando el 25 por ciento de los ingresos, la educación te lleva más del 30%, entonces se gobernaría con muchas restricciones y no se atenderían las demandas sociales”, sostuvo el experto en economía.

Reiteró que no es un problema de que el año que viene habrá una crisis, pero si habrá un gobierno con una presión tributaria baja y con muchas necesidades de gasto.

Al participar en el programa Hoy Mismo, que se transmite por Color Visión, canal 9, el ex director de la DGII consideró que la anunciada reforma fiscal que planea el Gobierno debería ser coyuntural con una discusión de más de tres meses.

Dijo que lo importante es que él no ve una crisis fiscal en el país, más bien sostiene que el gobierno tiene un tema de corto plazo y pocos recursos para atender sus planes, como lo indica que la inversión esta baja.

No obstante, sugirió al gobierno en una eventual reforma fiscal coyuntural para mejorar los ingresos del Estado: subir la tasa de los impuestos, ampliar la base del Impuesto sobre Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS), e identificar los impuestos que tienen un potencial recaudatorio, como es el de la propiedad.

Clase media pagaría más impuestos

Dijo que una reforma fiscal significa que la clase media va a pagar mucho más impuestos, y esto tiene un costo político y complicado.

Explicó que hace treinta años cuando se hacía reforma, nadie pensaba en desigualdad, pero el mundo fue cambiando, lo que saben dijeron, hay un problema con los pobres y hay mecanismos muy eficientes para compensar este sector como es el programa especial de transferencia focalizado para ayudarlo.

Puntualizó que el problema está en que la clase media ha crecido en el país y no hay forma de protegerla, de compensarla.

Magín Díaz sostuvo que la reforma de ahora debería ser una combinación de medidas con compensación al 40% más pobre de la población con programas de transferencia.

Puntualizó que, aunque se imponga metas de recaudaciones, no basta eso, porque la magnitud de lo que necesita para subir el Producto Interno Bruto (PIB) es mucho.

Resaltó que el gobierno lo que buscar es subir las recaudaciones por los menos 1.5 o 2.0 por %  del PIB en los próximos dos años, y eso no se logra  con medidas administrativas.

La carga tributaria está mal distribuida

Recordó que la carga tributaria está mal distribuida en el país, ya que hay sectores que están cargados 2 o 3 ves más que el promedio de la economía, como el Industrial, las Telecomunicaciones y Financiero, entre otros.

Con relación a los empleos informales, el economista explicó que, en este reglón, hay trabajo informal que son denominados “diabólico”, aquel que quiere evadir el pago de los impuestos, y otro que, no tiene capacidad contributiva para realmente pagar.

“Ejemplo, de los 2 millones 500 mil empleos informales, que es el 56%, hay casi 500 mil trabajadores que es el servicio doméstico, no se le pude cobrar impuesto, caen fuera del umbral”, detalló.

Apple Store Google Play
Continuar