Exdirectivo de Odebrecht en Perú espera acuerdo que evite “doble persecución”

Por EFE domingo 22 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, LIMA.- El exdirectivo de la empresa brasileña Odebrecht en Perú Jorge Barata espera firmar un acuerdo de colaboración con la Fiscalía peruana que evite una “doble persecución” penal en su contra, según declaraciones de su abogado publicadas hoy en Lima.

El letrado Carlos Kauffmann explicó al diario La República que “Barata está a disposición de colaborar, siempre y cuando se proporcionen las condiciones para la celebración de un acuerdo de colaboración que asegure las garantías y beneficios legales, como señala la ley peruana”.

La Fiscalía de Perú investiga el destino de unos 29 millones de dólares presuntamente entregados como sobornos por Odebrecht a funcionarios entre 2005 y 2014, por los cuales ya han sido denunciados los exmandatarios Alejandro Toledo (2001-2006) y Ollanta Humala (2011-2016), como presuntos receptores de pagos ilegales.

Barata fue jefe de la constructora en Perú durante ese periodo y declaró inicialmente a los fiscales peruanos sobre los aportes hechos para la campaña de Humala y el soborno supuestamente pedido por Toledo para que Odebrecht se adjudique la construcción de la carretera Interoceánica.

La Fiscalía peruana denunció a Barata por los delitos de lavado de activos e inmovilizó sus cuentas bancarias en Perú, tras lo cual el exfuncionario dejó de declarar a la justicia peruana y planteó la firma de un acuerdo de colaboración eficaz, tal como lo hizo en Brasil, donde permanece desde el año pasado.

“Barata será procesado y juzgado en Brasil y no podría por los mismos hechos sufrir una doble persecución penal en Perú. Por lo tanto, para que pueda aclarar lo que las autoridades peruanas quieren es indispensable la firma de un acuerdo de colaboración”, indicó el abogado.

Kauffmann agregó que “cerrando el acuerdo se tendrá acceso efectivamente a todas las declaraciones y pruebas que ella pudiera producir”.

Los tres pedidos de la Fiscalía peruana para tomar nuevas declaraciones de Barata han sido rechazados por el Ministerio Público de Brasil y ahora los esfuerzos van dirigidos a entrevistar al sentenciado Marcelo Odebrecht para esclarecer si la empresa sobornó también al exmandatario Alan García y a la excandidata presidencial Keiko Fujimori.

García, que gobernó Perú en 1985-1990 y 2006-2001, ha dicho que no existe ninguna versión que lo señale como receptor de un soborno, a pesar de que se ha comprobado que un exviceministro y funcionarios de su segunda gestión recibieron 8 millones de dólares de la empresa brasileña.

A su turno, Fujimori ha remarcado que ni ella ni su partido Fuerza Popular, que tiene la mayoría en el Congreso peruano, han recibido ningún aporte ilegal, aunque su nombre figura en una anotación de Odebrecht en su teléfono móvil, durante la campaña electoral del año pasado.