Exdictador Noriega regresa a la cárcel a la espera de decisión de juez de cumplimiento

Por EFE viernes 27 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Panamá.- Un juez dictaminó este viernes que el exdictador panameño Manuel Antonio Noriega debe permanecer en la cárcel en la que está recluido desde que retornó a Panamá en 2011, a la espera de que otro magistrado convalide una medida de arresto domiciliario provisional recomendada por médicos debido a su estado de salud.

Noriega, de 82 años, fue trasladado este viernes sorpresivamente a un juzgado de cumplimiento en la capital del país, en el que, por primera vez, habló ante un juez en Panamá y dijo ser inocente de la muerte de Moisés Giroldi y del caso conocido como la Masacre de Albrook, por los que fue sentenciado en ausencia.

La audiencia era necesaria para que los jueces de cumplimiento de ambas condenas convalidaran la medida de arresto domiciliario temporal aprobada días atrás por la Sala Segunda de lo Penal del Supremo en el marco del proceso, suspendido desde el año pasado, por la muerte en la década de 1970 del sindicalista Heliodoro Portugal.

Ezra Ángel, abogado defensor del octogenario general, confirmó que su cliente debe permanecer en la cárcel El Renacer, en las afueras de la capital, luego de que fuera suspendida esta tarde la audiencia celebrada en la Ciudad de Panamá.

El juez de cumplimiento, Roberto Alexander Sánchez, convalidó hoy tanto el "depósito domiciliario" provisional como el "traslado inmediato" de Noriega a la casa de una de sus hijas, Sandra.

Pero para que esa medida se ejecute falta aún el visto bueno del juez de cumplimiento de otra sentencia, por la muerte de Hugo Spadafora, por lo que la audiencia continuará mañana en la tarde en la provincia occidental de Chiriquí, donde está radicado el caso, aunque sin la presencia de Noriega, aseguró el abogado defensor.

Noriega, que cumple en Panamá sentencias que suman 60 años, llegó a su país en diciembre de 2011, tras cumplir más de 20 años de prisión por narcotráfico y lavado de activos en EEUU y Francia.

"Con mi corazón, bajo el nombre de Dios, no tuve nada que ver con la muerte de ninguna de estas personas", declaró Noriega este viernes ante Sánchez, con tono fuerte y exaltado, durante los tres minutos que se le concedieron para hablar.

Noriega tiene programada para el próximo 15 de febrero una operación para extirparle una tumor cerebral benigno, y el arresto domiciliario provisional fue aprobada por la Sala de lo Penal del Supremo para que cumpla en su casa el preoperatorio.

Así lo recomendó un equipo integrado por 3 particulares, 3 forenses y 3 galenos de la comisión interdisciplinaria del Hospital Santo Tomas, donde es tratado debido a su complicado cuadro clínico, propio de un hombre de su avanzada edad, de acuerdo a la información oficial. EFE