Excelente película de misterio

Por Román Polanco viernes 3 de marzo, 2017

Soy un aficionado virtual del cine, pero me encantan las películas de una combinación tan absurda como ridícula; mientras soy casi fanático de Scarface, El Bueno-El Malo y El Feo, además, me gustó mucho El retrato de Teresa (cubana), perfecta edición de una situación cubana. Bonanza y otras peliculitas del bajo mundo; se fijó usted en la variedad tan absurda. Documentales de Rene Fortunato. Fidel. No quiero hablar de Sisco Kid, El llanero solitario y la pantera rosa. Eso raya dentro de lo ridículo. La película más interesante de los últimos tiempos es la que me ubica dentro del todo terreno de la Republica Dominicana: “PLD-PRD-PR-ALPAIS: 1 millón de ladrones”.

Quiero hacer un paréntesis para diagramar en blanco y negro esta nueva modalidad que espero Vargas Llosa no quiera aprovechar, ya hizo demasiado dinero con El chivo. Me refiero al desarrollo de los misterios de la vida política dominicana, esa enredadera marrullera en que está metido el país, creo que en una película de dos meses de duración Hollywood saldría ganando miles de millones.

Me gustaría comenzar por la presentación de un candidato que comenzó aspirando a la presidencia del país con un porcentaje de 90% de popularidad. Todo ese aparataje seria el señuelo perfecto para descifrar el larrrrrguísimo largo metraje. No podemos dejar pasar por alto al Presidente de la Junta Central Electoral, quien se comprometió con su candidato a conseguirle un 70% y lo cumplió. mientras otros salían airosos con el doble de votos de los que estaban actos para votar; creo que eso sucedió en San Juan de la Maguana, donde el fenómeno apocalíptico sucedió, dicho político se despojó de toda humildad y retiro los votos sobrantes haciéndolo de manera pública con todos los canales de televisión y bocinas del gobierno.

Un vistazo a los acontecimientos en retrospectiva nos haría pensar que estamos mintiendo, que ese sensacionalismo virtual, que parece mágico, no puede ser posible en la vida real; pues si toda esta descripción de esa película de misterio que vivimos los dominicanos fue protagonizada por el gobernante que se gastan los dominicanos. Los políticos hicieron su parte diseñando una oposición tan vulgar que hasta a un partido le propusieron regalarles una diputación, a otros cuidar sus intereses mientras a un dichoso le ofrecieron la presidencia en el 2020. Un afortunado le regalaron el agua y luz, además, la Cancillería; todo esto pasado al celuloide mantendría a los espectadores sentados con los ojos abiertos desorientados, casi petrificados, esperando el resultado de la trama.

Todo paso, ahora tenemos otro misterio para una nueva película cargada de suspenso ni más ni menos igual que la otra, pero esta con una peculiaridad muy especial que envuelve cantidades de dinero inmensas, por suerte, alguien ya invento una calculadora para contar dinero, si no estuviéramos pegados a la edad de piedra. Sin embargo, con todo y esto el país saldría beneficiado con 50 Oscars porque los actores y actrices de este espectáculo en película de misterio sería preciso y contundente. Por favor no tener miedo de vela.

 

Comenta