Exasesor peruano de Evo Morales niega haber ideado la trama sobre falso hijo

Por El Nuevo Diario Lunes 20 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, LA PAZ.- El periodista peruano Walter Chávez, exasesor del presidente de Bolivia, Evo Morales, negó hoy haber sido quien ideó la trama sobre el falso hijo del mandatario, tras ser acusado de ello por la exnovia del gobernante Gabriela Zapata.

En declaraciones a la radio boliviana Compañera desde Argentina, donde es un peticionario de refugio político, Chávez se defendió de la acusación realizada la noche del domingo por Zapata en unas declaraciones difundidas por el canal de televisión ATB.

"Es una mentira que han organizado. Es una entrevista inmoral desde todo punto de vista e ineficaz. Si tenían un objetivo de limpiar la imagen del presidente, de influir en la opinión pública para sentar una nueva verdad, no lo han logrado", afirmó Chávez.

En unas confusas declaraciones, Zapata señaló anoche que el exasesor de campaña de Morales ideó en 2005 el montaje sobre el hijo falso cuando ella era parte de las juventudes del oficialismo.

La mujer, quien está presa desde el año pasado acusada de varios delitos económicos, sostuvo en 2016 que su hijo nació en 2007 y estaba con vida, pese a que Morales señalaba que había muerto por enfermedad tras haber nacido.

Zapata dijo anoche que todo lo del niño fue una mentira, con lo que aumentó una versión más a todas las que había dado hasta el momento sobre el caso.

Morales achacó a las mentiras de Zapata su derrota en el referendo de 2016 cuando la población rechazó que se modifique la Constitución para permitir que vuelva a ser candidato en 2019.

Chávez dijo que lo dicho por Zapata es una operación "grotesca, horrible, que ha generado más indignación en la ciudadanía" e insistió en que nunca la conoció, "ni siquiera de lejos".

A su juicio, un grupo "inescrupuloso" de asesores de Morales ha organizado todo aprovechando que puede presionar a Zapata.

"Lo que llama la atención es pensar cómo estará el presidente de desesperado", cuestionó el periodista peruano.

Chávez fue acusado en su país de ser parte del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA), en Bolivia gozaba de refugio político y dejó el Gobierno de Morales a fines del 2014.

Antes de dejar Bolivia, Chávez trabajó en una agencia de publicidad que asesoraba al político opositor Samuel Doria Medina en su campaña para oponerse a la reformas constitucional para la reelección de Morales.