Exalcalde salvadoreño de FMLN busca Presidencia con partido de ultraderecha

Por EFE miércoles 1 de agosto, 2018

EL NUEVO DIARIO, SAN SALVADOR.- La ambición por llegar a la Presidencia de El Salvador llevaron al exalcalde de la capital Nayib Bukele (2015-2018) a refugiarse en la ultraderechista Gran Alianza para la Unidad Nacional (GANA), partido que lo eligió como su candidato en las elecciones de febrero de 2019.

Bukele se convirtió el pasado domingo en el tercer aspirante a la silla presidencial, por la que, antes de ese día, solo competían el empresario Carlos Cajella, carta de la opositora Alianza Nacionalista (Arena-derecha), y el excanciller Hugo Martínez del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Bukele, quien gobernó la alcaldía de San Salvador bajo la bandera del FMLN, tenía como contrincante para las primarias de GANA al exalcalde de San Miguel Will Salgado, a quien no le cayó en gracia que el exedil capitalino fuera inscrito en su formación tras la cancelación del partido de izquierda Cambio Democrático (CD), con el que pretendía buscar la Presidencia.

El descontento y el enfado del polémico Salgado lo llevaron a renunciar a su aspiración de ser el candidato presidencial de GANA y optó por dejar el camino libre para que Bukele entrara en la contienda electoral.

Para llegar hasta GANA, el exedil tuvo que cambiar de color de camisa en varias ocasiones y tras ser expulsado del FMLN, en octubre de 2017, anunció su interés por la Presidencia de la mano del movimiento Nuevas Ideas, al que Bukele pretendía convertir en partido político pero no tuvo éxito.

Vestido de celeste, color de la bandera con la que se identifica el movimiento, el político de 38 años denunció al Tribunal Supremo Electoral (TSE) de “obstaculizar” la inscripción de Nuevas Ideas como partido político, luego que los dirigentes del movimiento entregaran 200.000 firmas, 150.000 más que las necesarias.

De celeste, Nayib también denunció el “intento” del FMLN y de Arena de supuestamente “bloquearle” su candidatura y de “aliarse” en su contra.

Con el tiempo encima, el exalcalde decidió pasarse al amarillo al buscar a la formación de izquierda Cambio Democrático (CD) para que lo acogiera y lo nombrase su candidato presidencial.

Hasta ese momento, el plan de Bukele marchaba perfectamente, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de El Salvador ordenó al TSE aplicar el proceso de cancelación a dos partidos de izquierda, incluido el CD.

Nayib aseguró que los magistrados de la Sala de lo Constitucional “respondían” a los intereses de Arena y del FMLN y “jugaban” a favor de estos institutos políticos para “impedir” que llegara a la Presidencia del país centroamericano.

En medio de dimes y diretes, el TSE canceló al partido CD por no alcanzar al menos 50.000 votos en las elecciones legislativas y municipales de 2015, y nuevamente Nayib se quedaría huérfano políticamente.

Pero el también empresario, quien enfrenta dos procesos en los tribunales por calumnia y violencia machista, ya tenía un as bajo la manga de su camiseta amarilla, que de un momento a otro paso a ser naranja.

La noche del pasado jueves, Bukele anunció que buscaría la Presidencia con GANA.

“No fue una venta de principios, el que diga eso no me conoce y no sabe hasta donde estoy dispuesto a sacrificarme por no defraudar la esperanza de millones de salvadoreños”, dijo el político durante una transmisión en vivo a través de redes sociales.

Aseguró que “para los que piensan que algún personero de GANA nos podrá manipular, les recuerdo que ni toda la cúpula del FMLN junta pudo en algún momento manipularme, muchos menos podrá GANA”.

El que también fuera alcalde del municipio de Nuevo Cuscatlán (este), con la bandera del FMLN, ahora competirá con Calleja y Martínez, quienes, hasta el momento, se han mantenido al margen de toda la convulsión política y del espectáculo generado por el exalcalde capitalino.

El exalcalde, que en 2016 aseguró que no buscaría la Presidencia del país con los partidos de derecha, ha dejado de lado su ideología política que, según él de izquierda, para competir en las elecciones cobijado por un partido que fue fundado en 2010 como resultado de un cisma al interior de Arena.

Esta escisión concluyó con la expulsión del expresidente Elías Antonio Saca (2004-2009), actualmente procesado por actos de corrupción, y la salida de doce de sus diputados.

El partido GANA se ha caracterizado por apoyar el endurecimiento de la seguridad carcelaria, situación que la ONU considera “inhumana”, apoyar la pena de muerte, el paramilitarismo para combatir a las pandillas y oponerse a la despenalización del aborto.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar