Ex primer ministro de Perú pide recurrir a OEA para frenar “golpe de Estado”

Por EFE martes 19 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, LIMA.- El ex primer ministro de Perú Pedro Cateriano recomendó hoy al presidente del país, Pedro Pablo Kuczynski, pedir a la Organización de Estados Americanos (OEA) la aplicación de la Carta Democrática Interamericana frente al proceso de destitución que emprendió el Congreso contra el mandatario.

Cateriano, que es abogado de profesión, afirmó a Ideele Radio que “la democracia peruana está en juego” ante los procesos emprendidos por el Congreso, controlado por el fujimorismo con mayoría absoluta, para destituir al presidente, a cuatro jueces del Tribunal Constitucional y al Fiscal de la Nación (fiscal general).

“Creo que hay una grave alteración del orden constitucional. Estamos ante un eventual golpe de Estado en marcha. Es sumamente grave. No entiendo la razón por la que el presidente Kuczynski y la Cancillería todavía no han pedido a la OEA la aplicación de la Carta Democrática”, dijo Cateriano.

El exministro y excongresista explicó que el proceso de la aplicación de la Carta Democrática es inmediato y serviría para restituir a Kuczynski en el cargo si el Parlamento procede con la destitución, cuya votación se celebrará este jueves.

Cateriano, que ocupó el cargo del primer ministro durante el Gobierno de Ollanta Humala (2011-2016), denunció que Kuczynski “ha sido amenazado por el Congreso, porque le han dado un ultimátum: o usted renuncia o lo destituimos”.

Acusó al partido fujimorista Fuerza Popular, liderado por Keiko Fujimori, hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, de “interrumpir el orden constitucional por motivaciones políticas e intentar violentar la voluntad popular expresada en el voto”.

“En el fondo es la venganza del fujimorismo frente a una derrota electoral de Keiko Fujimori que nunca asumió”, dijo Cateriano en referencia a las elecciones presidenciales de 2016, cuando Kuczynski se impuso sobre la candidata fujimorista por una diferencia de apenas 40.000 votos.

El exministro lamentó que “la calidad de la democracia peruana está en caída libre desde que Keiko Fujimori controla el Poder Legislativo, porque no está dentro del estándar internacional de contrapeso frente al Ejecutivo”.

El Congreso abrió el proceso para destituir a Kuczynski por “incapacidad moral permanente”, al considerar que “faltó a la verdad” por supuestamente intentar ocultar sus vínculos con la constructora brasileña Odebrecht, protagonista del mayor escándalo de corrupción de Latinoamérica.

Tras negar relación alguna con la empresa, la misma compañía desveló la pasada semana que pagó más de 782.000 dólares a la consultora Westfield Capital, propiedad de Kuczynski, entre 2004 y 2007, cuando el mandatario ejercía de ministro en el Gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006).

Tanto Kuczynski como Odebrecht han defendido la legalidad de los contratos y han destacado que fueron gestionados exclusivamente por el empresario chileno Gerardo Sepúlveda, quien administraba Westfield mientras el peruano estaba en el sector público.

Además de la destitución de Kuczynski, el Congreso peruano tramita sendas acusaciones contra cuatro jueces del Tribunal Constitucional y el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, que también pueden terminar en inhabilitación.

En el primer caso, cuyo procedimiento ha sido suspendido temporalmente por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), acusa a los magistrados de cambiar el sentido de un voto de un compañero suyo en una sentencia de 2013 sobre la presunta ejecución extrajudicial de presos rendidos tras un motín en 1986.

En el segundo, acusa al fiscal Sánchez de encubrir en las investigaciones del caso Odebrecht a las empresas peruanas que se asociaron con la brasileña para los proyectos cuyas licitaciones ganó mediante sobornos.

 

Apple Store Google Play
Continuar