Evo Morales dice que diplomático de EEUU boicotea su postulación

Por Associated Press martes 14 de noviembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, LA PAZ (AP) — El presidente Evo Morales denunció el martes al representante de Estados Unidos en Bolivia de intentar boicotear su eventual reelección mediante el impulso de la candidatura de un exmandatario, en el más reciente episodio de las tensiones del gobierno boliviano con las autoridades estadounidenses.

Morales acusó al encargado de negocios de Estados Unidos en el país, Peter Brennan, de reunirse el 6 de noviembre con un expresidente –al que no identificó– para ofrecerle su apoyo si se postula como candidato al gobierno nacional.

Según Morales, Brennan y otros funcionarios estadounidenses en Bolivia visitaron al exmandatario “para decirle que Evo (Morales) no puede ser presidente nuevamente y le ofrecen apoyo para que sea candidato (opositor)”.

La Embajada estadounidense respondió en un comunicado que se trató de una “reunión de cortesía” con el expresidente Carlos Mesa (2003-2005) en la que Brenann se despidió al concluir su gestión en Bolivia y presentó “a los nuevos funcionarios”.

“Este tipo de reuniones son parte de la responsabilidades de los diplomáticos y de ninguna manera constituyen conspiración ni injerencia”, dijo esa delegación.

Una encuesta de octubre pasado proyectó que un 68% del país se opone a una nueva reelección de Morales, en el poder desde 2006. Otros estudios presentan a Mesa como el contrincante con mayor apoyo ante una eventual postulación del actual gobernante.

Mesa ha dicho antes que no decidió sobre su postulación pero es activo opositor a la relección de Morales y en un reciente mensaje de Twitter recordó que el referendo del 21 de febrero de 2016 rechazó una postulación consecutiva del mandatario.

El Tribunal Constitucional todavía no se ha pronunciado sobre un recurso legal que presentó el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) para habilitar a Morales a un cuarto mandato consecutivo en 2019 a pesar de estar constitucionalmente impedido.

Morales habló durante un evento en el que su gobierno entregó a la jerarquía castrense boliviana un emblemático edificio en el que operó la expulsada Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), en lo que llamó una muestra de la soberanía de su país frente a supuestas actitudes injerencistas de las autoridades estadounidenses.

Morales aprovechó para lanzar nuevas advertencias de expulsión a Brennan, el diplomático de mayor rango desde la expulsión del embajador estadounidense en 2008, a quien ha acusado de impulsar una campaña en contra de su reelección.

El edificio usado hasta 2013 por la USAID será a partir de ahora sede del Comando en Jefe de las fuerzas armadas bolivianas.

Morales calificó la acción de “simbólica”, porque “las fuerzas armadas representan la defensa de la soberanía”.

Hace unos días Morales dijo que “no le temblará la mano” si decide la expulsión de Brennan.

USAID fue expulsada en 2013 por presunta injerencia y su edificio que estaba en comodato pasó al Estado boliviano. Morales también expulsó a la agencia antidroga DEA por sospechas de espionaje.