Europa se coloca 3-1 tras una primera jornada con Nadal en el banquillo

Por EFE viernes 20 de septiembre, 2019

EL NUEVO DIARIO, Ginebra.- La selección de Europa aventaja a la del Resto del Mundo por 3-1 en la Copa Laver tras la primera jornada de competición, pese a la sorpresiva victoria del estadounidense Jack Sock frente al italiano Fabio Fognini y al hecho de que la principal baza europea, el español Rafael Nadal, aún no hizo su debut.

La tercera edición anual de este duelo Europa-Mundo comenzó con un enfrentamiento más igualado de lo esperado entre el austríaco Dominic Thiem, quinto en el ránking ATP, y el canadiense Denis Shapovalov (33º), que requirió una hora y 45 minutos para resolverse con un 6-4 5-7 y 13-11 en favor del primero.

El canadiense, que con 20 años es el más joven en el torneo, puso contra las cuerdas a Thiem, que tuvo que salvar tres bolas de partido de su rival en un tercer set de infarto.

El partido finalizó con un Shapovalov estrellando con rabia su raqueta contra la pista al ver que se le había escapado un encuentro que por momentos pareció suyo.

El norteamericano demostró su ambición desde el inicio del partido, logrando diez puntos de saque directo y yendo de menos a más, aunque no fue suficiente para doblegar al experimentado jugador centroeuropeo.

En el segundo duelo, Jack Sock, quien ha pasado buena parte de la temporada convaleciente de una lesión, aprovechó su mayor frescura para dar la sorpresa y vencer a Fognini, número 11 mundial, en una hora y dos sets que finalizaron con 6-1 y 7-6(7-3) para el americano.

En el insuperable banquillo del equipo europeo, Rafa Nadal y Roger Federer sufrieron al ver cómo Sock, al que esta temporada en el dique seco le ha relegado al puesto 208 en el ránking ATP, lograba el primer triunfo individual de un jugador del Resto del Mundo en la primera jornada de una Copa Laver.

Aunque los europeos, equipados de azul, recuperaron su ventaja en el tercer partido gracias a Stefanos Tsitsipas, quien venció al estadounidense Taylor Fritz por 6-2, 1-6 y 10-7 en el partido más rápido del día, de una hora y 11 minutos.

El griego, que como su rival debutaba en la Copa Laver, logró los puntos decisivos en el tercer set (que en este torneo se disputa en modo desempate y al mejor de 10 puntos) con los cordones de una de sus zapatillas rotos, lo que dio un toque épico a su victoria.

En el último partido del día, de dobles, la pareja europea de lujo formada por Federer y el germano Alexander Zverev consiguió vencer a Sock y Shapovalov por 6-3 y 7-5, en una hora y 37 minutos, haciendo valer su mejor ránking pero también el mayor cansancio de los norteamericanos.

Federer contaba además con la ventaja de jugar en casa, ante un público que llenó hasta la bandera en el espectacular recinto de 17.000 espectadores acondicionado especialmente para este torneo en el pabellón de exposiciones Palexpo de Ginebra.

Europa también finalizó con 3-1 la primera jornada en las dos ediciones anteriores del torneo (Praga 2017 y Chicago 2018), y en ambas ocasiones el equipo azul, capitaneado por la leyenda sueca Bjorn Borg, acabó llevándose el trofeo frente a los “rojos” del Resto del Mundo, dirigidos por el no menos legendario John McEnroe.

Nadal, que siguió con pasión los cuatro partidos de hoy y celebró como el que más todos los puntos de los europeos, espera ahora al sorteo para conocer su rival de mañana sábado, que por fuerza ha de ser uno de los tres componentes del Resto del Mundo que aún no han debutado tampoco (John Isner, Nick Kyrgios o Milos Raonic).

 

 

Anuncios