Estrategias corporativas del Plan de Comunicación y Relaciones Públicas (3)

Por Emilia Santos Frías

Como bien es sabido, la comunicación eficaz requiere de estrategias; habilidades, tácticas y técnicas…, así como, objetivos, acciones y planificación, que permiten mediante la filosofía y metas institucionales, es decir, la misión, visión, valores, objetivos propuestos, buscar a lo interno y externo de una institución u organización, crear conciencia; credibilidad; mejorar la comunicación en los distintos públicos o grupos y aumentar el prestigio corporativo.

Esto así, porque a lo interno, se fortalece el clima laboral; se identifica la autoimagen, la identidad y cultura organizacional. Mientras que, a lo externo, se nivela y vigila la óptima opinión pública; imagen visual e imagen pública. Cabe recordar que los planes estratégicos y operativos deben contener un cronograma con la lista de acciones calendarizada, es decir, el tiempo a desarrollar cada actividad, que nos permitirán alcanzar los objetivos y llegar a la meta.

Pero, al formular el plan de Comunicaciones y Relaciones Públicas es preciso remembrar que debemos identificar ¿qué queremos hacer?, esto representa la planificación; ¿por qué?, que simboliza el origen o fundamento; ¿para qué?, los objetivos o propósitos. Asimismo, ¿cuánto?, las metas; ¿cómo?, que se refiere a la localización física; implica la estructura de la institución; quién asumirá el plan y a quienes influenciará. Además, ¿cuándo?, precisar el cronograma o actividades a realizar con el tiempo que serán operativizadas.

De igual forma, ¿a quiénes va dirigido o los beneficiarios?; responsables; recursos materiales, técnicos y humanos. Haciendo énfasis también en ¿con qué o cómo se va a costear?, refiriéndonos a los recursos materiales, financieros, técnicos y humanos en costes, para poder seleccionar la estrategia corporativa pertinente que aplicaremos.

Es imprescindible identificar la cantidad económica destinada a las acciones del Plan de Comunicación y Relaciones Públicas; ¿con qué contamos? y ¿cuánto vamos a invertir en cada acción, recursos humanos; actividad, eventos, publicidad y marketing? Por eso, muchos proyectistas, pensadores, hombres y mujeres de ciencia han analizado a fondo la estrategia.

Para algunos como el diseñador industrial, magnate empresarial, propietario de medios; cofundador y presidente ejecutivo de Apple y máximo accionista individual de The Walt Disney, Steve Jobs es averiguar qué no debemos hacer; simplificar las acciones, para evitar al crear un buen plan procedimientos demasiado complicados.

El político y revolucionario ruso, León Trotsky, propagandista, consideraba que la estrategia no impide la táctica, para lograr que los productos salgan como fueron planeados. Sin embargo, para el académico internacional, reconocido autor de publicaciones acerca de negocios y gestión, Henry Mintzberg, la estrategia es un patrón en una corriente de decisiones.

Partiendo de lo indicado previamente, es preciso revelar que las estrategias corporativas, es decir, lo que deseamos abordar en el plan estratégico y operativo, son de varios tipos: de penetración y posicionamiento o branding, referentes a las aspiraciones y ejecuciones que se realizarán para llegar a los públicos, mediante el plan operativo o plan de acción, que tendrá como lineamiento la programación de las acciones de comunicación y marketing o tácticas.

Asimismo, operativizar la política de comunicación que además de las estrategias, contendrá el empleo sistemático y creativo de los medios de comunicación, como herramientas eficaces para alcanzar los objetivos. El diseño de una adecuada estrategia es el elemento preponderante en la política de la institución.

Esta combinará, información, educación y comunicación, evidenciadas en las acciones comunicacionales o parte operativa, para alcanzar los objetivos propuestos. Porque, el plan operativo, concreta la política de comunicación de la institución, que deberá desarrollarse a largo plazo, para afianzar la imagen institucional y ser el soporte de todas las acciones dirigidas a los públicos.

Pero el componente del Plan de Comunicación Estratégica y Relaciones públicas debe ser ejecutado mediante el Plan Operativo, que coordinará y supervisará todo lo concerniente a prensa: tradicional y moderna, es decir, televisión, radio, periódicos, y redes sociales, podcast…, solo luego de la institución tener su plan estratégico y operativo creado, es que debe ofrecer información mediante su vocería oficial a sus públicos y a los medios de comunicación.

Esa información debe ser previamente procesada correctamente, para así desarrollar intervenciones oportunas, eficaces y pertinentes. En la próxima entrega se continuará abordando la estructura del plan estratégico; operativo en Comunicación y Relaciones Públicas, su evaluación, seguimiento y la vocería oficial. ¡Sean felices!

Hasta  pronto

 

Por Emilia Santos Frias

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar