Estigma de los esteroides abruma voto al Salón de la Fama

Por El Nuevo Diario martes 17 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK (AP) — El estigma de los esteroides abruma la votación del Salón de la Fama, de la misma forma como atormentó al béisbol de Grandes Ligas en los 90 y al inicio de la década posterior.

Tim Raines, en su décimo y último año de elegibilidad, se perfila con buenas opciones para conseguir los votos suficientes, junto a Jeff Bagwell, cuando la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica, anuncie sus resultados la noche del miércoles.

Iván Rodríguez, en la lista de candidatos por primera vez, y Trevor Hoffman también podrían ser electos.

Pero además de enfocarse en los elegidos, mucha gente analizará los votos que recibirán Barry Bonds y Roger Clemens, cuyas aureolas quedaron mancilladas.

Bonds, el siete veces ganador del premio al Jugador Más Valioso que ostenta los récords de más jonrones en una temporada y de por vida, recibió 36.2% en su primer año en 2013, y 44.3 el año pasado. Clemens, siete veces laureado con el premio Cy Young, subió del 37.6% en 2013 a 45.2% el año pasado.

Este año, Bonds ha conseguido el 62.8% en 219 papeletas recopiladas por Ryan Thibodaux y que publicó en un registro diario. Clemens cuenta con un 61.9%. Se calcula que esa es la mitad de votos correspondientes a este año, así que los dos podrían quedarse del 75% necesario.

Pero están ganando terreno.

Peter Gammons, el comentarista de MLB Network que ha sido miembro de BBWAA desde 1972, votó por Bonds y Clemens por primera ocasión. Su criterio es diferenciar entre los jugadores bajo sospecha de esteroides previo al inicio de los controles con sanciones en 2004 y los que fueron suspendidos por infracciones por consumo de sustancias para mejorar el rendimiento.

"Juzgo a los jugadores en base a la era que les tocó y sus contemporáneos", dijo Gammons el miércoles. "Clemens y Bonds, ellos fueron el mejor lanzador y el mejor pelotero de sus eras. Y si bien fue algo arduo, llegue a la conclusión de no podía saber quién lo hizo y quién no… Al final decidí, sabes qué, ellos fueron extraordinarios y deben estar en el Salón de la Fama porque ese es un museo de la historia del béisbol".

La elección del ex comisionado Bud Selig por un comité de veteranos en noviembre, influyó en las decisiones de varios debido a que le tocó gobernar las Grandes Ligas durante la era.

Bruce Miles, del periódico Daily Herald de los suburbios de Chicago, también votó por ellos por primera vez.

"Confiaba en que, sobre Bonds y Clemens, quizás íbamos a tener una mayor discusión, hablar sobre lo que hicieron, porqué lo hicieron, sus consideraciones sobre la probidad del deporte, lo que opinan del Salón de la Fama", dijo Miles el martes. "Con el comité de veteranos eligiendo a Bud Selig al Salón de la Fama, me parece que llegó la hora que los rostros principales de la llama Era de los Esteroides le acompañen en el estrado este julio".

Bonds fue acusado de mentir a un jurado investigador en 2003 al negarle que uso sustancias dopantes, pero un jurado no pudo alcanzar un veredictos en tres cargos de que hizo declaraciones falas y lo declaró culpable por un cargo de obstrucción de la justicia al determinar que dio una respuesta evasiva. Ese fallo fue revertido tras una apelación en 2015.

Clemens fue declarado inocente el año pasado por un cargo de obstrucción ante el Congreso, de tres por dar declaraciones falsas al Congreso y dos casos de perjurio, todos por negar haber consumido drogas para mejorar el rendimiento.

John Smoltz, un pitcher exaltado al Salón de la Fama, piensa que el paso del tiempo y cambios en la masa de votantes ha propiciado una perspectiva distinta.

"Los periodistas van y vienen. Nuevos periodistas reciben la oportunidad de votar y pudieron no haber cubierto algo que pasó hace 20 años", señaló Smoltz. "Cuando se trata de puras circunstancias y de evidencia que no tienes a la mano, entonces te estás dejando llevar por rumores, y ahí pones al periodista en una situación muy difícil, que sea el juez y el jurado".

Manny Ramírez, sin embargo, es visto con otra lupa. El dominicano fue suspendido dos veces por infracciones de dopaje tras el inicio de los controles con sanciones en 2004, y recibía un 23.5% de apoyo en su primer año en la papeleta. El dominicano Sammy Sosa, otro señalado por supuesto uso de sustancias dopantes, sumaba un 9.3%.

Raines, quinto en la tabla histórica de bases robadas, recibió el 24.3% en su primer año de elegibilidad en 2008. Saltó del 55% en 2015 a 69.8% el año pasado, y ahora mismo registraba 89.8% en los votos de este año. Pinta bien para unirse a Andre Dawson y Gary Carter como los únicos miembros del Salón de la Fama en representación de Montreal. Trece de sus 23 campañas en las mayores fueron con los Expos, que se fueron de Canadá para convertirse en los Nacionales de Washington a partir de la temporada de 2005.

"Si me eligen, ese es el equipo con el que merezco entrar, sin importar que (la ciudad) se quedó sin equipo", dijo Raines la semana pasada. "Ese fue el equipo con el que me tocó jugar y estoy muy a gusto con ello".