Este virus que no muere, pero que sí nos mata

Por José De La Cruz

La administración, tanto pública como privada, cuando es eficiente es debido a la preparación y disciplina puesta en práctica de quienes dirigen, esto se basa en que una buena administración se planifica a corto, mediano y largo plazo, sin perder de vista los cambios que por la propia naturaleza de las sociedades vienen incluidos.

Desde marzo del 2020, los candidatos presidenciales y los futuros miembros que conformarían el tren gubernamental debían de estar preparados para la pandemia, sin embargo, hoy podemos decir que no fue así, pues el partido oficialista en su momento de oposición desconoció toda acción que fuera en busca de mantener controlada la pandemia, esto quedo claro cuando observamos el comportamiento llevado a cabo por la hoy honorable Senadora Faride Raful al llevar una Acción de Amparo ante el Tribunal Superior Administrativo, para que declarara los decretos 213 y 214 como inconstitucionales; los mismos buscaban una extensión del Estado de Excepción, esos que ella de forma afable ha venido aprobando desde su curul en el Senado, sin embargo, el hoy Ministro Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza acudió al tribunal constitucional en busca de lo mismo que su compañera de partido.

Hoy ha quedado en evidencia el mal manejo y la falta de planificación que han tenido las autoridades gubernamentales para enfrentar este virus que no muere, pero que si nos mata.

Evidentemente que estamos en medio de una segunda y mortífera ola, debido a la negación e improvisación del “Gobierno del Cambio”

Veamos este pequeño análisis comparativo de los casos del COVID-19. Observemos como se han ido hasta triplicando los casos para el mismo período

Casos de COVID-19
2020 2021 Porcentaje que Aumento
Marzo 1,284 13,198 1,027%
Abril 6,004 13,665 43%
Mayo 9,997 27,160 36%
Total: 17,285 54,923 31%

 

Tras transcurrir el tiempo se ha ido demostrando que no se están elaborando las medidas de lugar para evitar la propagación del virus.

Hoy la sociedad dominicana no confía en las personas que nueve meses atrás hacían llamados para que salieran a protestar o afirmaran que el virus era un invento del gobierno.

Cuando los periodistas entran a la política y, los políticos al periodismo, es imposible que la sociedad sepa quien le dice la verdad, sin embargo, la verdad es que países como Alemania nos declararon como un país NO Seguro debido al incremento sostenido de los casos de la COVID-19, la realidad es que la Universidad Johns Hopkins nos colocó en primer lugar en el listado de los países con mayor incremento de casos del virus, la verdad es, que de no ser por el establecimiento de Relaciones Diplomáticas con la República Popular China hoy estaríamos sin vacunas o la cantidad de vacunados seria mínima, la verdad  es que estos nueve  meses de gobierno nos recuerda al gobierno del 2000-2004, la verdad es que sin hacer reforma, ya hay reforma.

Si este virus que no muere, pero que sí insiste en matarnos sigue su agitado curso, si el gobierno del cambio no cambia, entonces en muy poco tiempo no sabremos diferenciar cual virus sería más letal de los dos, si el Covid-19 o el Cambio.

Por José De La Cruz

 

Comenta