Este domingo se reafirma en el país la figura de la madre, como ser único e irreemplazable

Por Massiel De Jesus sábado 25 de mayo, 2019

EL NUEVO DIARIO,  SANTO DOMINGO.- Este domingo 26 de mayo las madres dominicanas celebran su día con distintos sentimientos, que van desde la alegría y la gratitud hasta la tristeza y la pena por la lejanía, la privación o la pérdida de su progenitora.

La fecha siempre es propicia para que los hijos y demás descendientes expresen su amor y agradecimiento a los seres que les dieron vida, a través de regalos que dependen de la condición económica de cada uno, o simplemente de especiales manifestaciones de afecto.

Y es que la presencia de una madre en la vida de sus hijos, prácticamente desde la gestación, es descrita por muchos como una “huella indeleble” que marca con frecuencia la personalidad de sus descendientes.

Pues ese amor materno, calificado por varias madres entrevistadas por El Nuevo Diario, como “único”, “incondicional”, “sagrado”, “puro”, “sincero” e “invaluable”, es comparado por otras como “el más semejante al amor de Dios”.

Gabriela Mesa Rivera con su hijo Edgar y su esposo.

Pero, ¿cómo celebran las madres dominicanas su día? Tras consultar a varias progenitoras sobre esta festividad, la mayoría coincidió en que este año, al igual que otros, la pasarán con sus hijos, madres, abuelas, tías, esposos, demás familiares y otros seres queridos, en distintos lugares como residencias, playas y establecimientos comerciales.

“En familia, nada mejor que eso”, de forma escueta indicó Nisaury Matos Bencosme, madre primeriza y quien espera otro bebé.

Nisaurys Matos Bencosme junto a su hijo Chrisdavid y su esposo Cristian De Jesús Acosta.

Mientras que Leyvis Castillo, madre de una adolescente de 18 años de edad, puntualizó que, por lo general, la pasa “en casa con mis padres y mis hermanos o nos reunimos con la familia en la casa de los abuelos maternos”.

Leyvis Castillo junto a su madre e hija.

Y es que pasar este día con personas que aprecian, es también la mejor opción para las madres Gabriela Mesa Rivera, Annerys De León Lebrón y Carlixta De Jesús Acosta, mejor conocida como Chinel entre familiares y amigos.

¿Qué es lo que más aprecia de ser madre?

Siempre se ha dicho que tener un hijo es una experiencia única e indescriptible, pero el hecho de ser madre primeriza supone mayores temores y dudas de si lo estará haciendo bien.

Así lo confirman Mesa Rivera, periodista, y Matos Bencosme, representante de ventas y servicios del Banco Popular, a quienes la vida les ha concedido un varón; uno de 10 meses y el otro de un año y seis meses, respectivamente.

“Creo que lo más difícil, ha sido el miedo a no hacerlo bien, a que te juzguen por tus decisiones, o no ser suficientemente buena para tu hijo”, manifestó Bencosme.

No obstante, Mesa Rivera al igual que Bencosme enfatiza que ver a su hijo sonreír cada mañana y saber que de alguna manera ha contribuido a esa felicidad le llena de emoción.

En cambio para la odontóloga Annerys De León Lebrón, madre de tres hijos, dos varones de 16 y 11 años y una hembra de 15, lo que más le sorprende de esta etapa es la capacidad de protección que brindan las madres a sus vástagos sin importar su condición socioeconómica.

Carlixta (Chinel) De Jesús con sus hijos y esposo.

Por otro lado, Chinel De Jesús, encargada de decoración de eventos de Party Fiesta, manifestó que “poder cuidarlos, mimarlos y recibir todo ese amor tan puro e inocente de mis hijos de 9 y 2 años de edad, es mi mayor recompensa”.

Reto de ser madre en este siglo

En cada generación, la figura de la madre entraña retos y roles diferentes, que están relacionados con las características propias del momento. Por citar un ejemplo, hace años, en su mayoría, las mujeres se dedicaban exclusivamente al cuidado de los hijos y el hogar.

Esto debido a que los hombres eran educados bajo el lema de “ser los únicos que llevan el sustento de la casa”, y por tanto delegaban la crianza de los hijos a las madres, y estas a su vez no pensaban, quizás, en tener una formación académica o aspiraciones profesionales, a diferencia de ahora.

Pero a pesar de la nueva tendencia y desafíos, las madres entrevistadas por este matutino indicaron que el reto permanente es ser “un buen ejemplo”.

“Creo que el mayor reto siempre será enfrentarse al temor de no fallar; al ser un patrón a seguir”, subraya Castillo, quien se desempeña como periodista desde hace más de siete años.

Asimismo, Mesa Rivera cuenta que “la carga de estrés diaria, vivir montañas de emociones, en un momento te sientes la mujer más dichosa del mundo y de repente todo explota y te pones a llorar, porque sientes que es demasiado. Lo peor es sentir frustración en ciertos momentos porque te preguntas ¿lo estaré haciendo bien o mal?”.

Anhelo

Castillo, quien reside en San Cristóbal, anhela ver a su única hija desarrollarse profesionalmente y apreciar los sacrificios que hace para darle una buena formación.

Sobre el aprendizaje que han adquirido de sus progenitoras, las jóvenes madres aseguraron que aplicarán a sus hijos esas mismas enseñanzas y valores.

“Aprendí de mami que la formación de un hijo es compleja, pero que con amor y paciencia se puede lograr a la perfección”, relata Bencosme.

De igual forma, Mesa Rivera destacó: “Le enseñaré que no todo cae del cielo, que hay que estudiar y trabajar para lograr lo que se quiera, y respetar a los demás sin importar la edad”.

Valorar en vida

Annerys De León Lebrón junto a sus tres hijos.

Esta fecha que tiene el propósito de reafirmar el amor materno, halla a algunas madres con mezcla de emociones, como es el caso de Annerys De León, quien perdió a su madre hace más de 7 años a causa de un cáncer.

No obstante, exhorta a quienes tienen la dicha de tener a su madre con vida a que la valoren, respeten y disfruten de ella, ya que afirma “nada es para siempre”.

“Hay que darle todo el amor que se ganaron con el sólo hecho de traernos al mundo, en muchas ocasiones, hasta exponiendo sus vidas por nosotros. Sólo el amor de Dios se compara, luego nada la sustituye, por eso debemos ser más juiciosos para luego no lamentarnos cuando partan de esta tierra”, reflexionó De León.

Su origen en RD

La historia dominicana destaca que en el país se celebra este día, desde hace 93 años, durante el gobierno del general Horacio Vásquez, cuando en 1926 Trina de Moya, entonces primera dama, y Ercilia Pepín, educadora de Santiago, promovieron la festividad.

 

¿Día comercial?

El “Día de las Madres” que se celebra en distintas fechas a lo largo y ancho de casi todo el mundo y que en República Dominicana se celebra el último domingo de mayo, es aprovechado por muchos para hacer actividades, reunirse con ellas, obsequiarle un detalle y así devolver un poquito de lo que reciben de ellas.

Parte de la familia De Jesús Acosta.

Sin embargo, los regalos y actividades que se realizan en honor a las madres, asegura Felicia Acosta De Jesús (madre y abuela), pasarían a un segundo plano si su amor, paciencia, lealtad, esfuerzo, crianza, compresión… y ejemplo no se retribuye más allá de lo material.

Por eso es precisa la ocasión para preguntar: ¿Has obsequiado a tu madre este regalo, que va lejos de lo material y que compone para ella la mayor felicidad?

 

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar