Estafador dominicano de bienes raíces enfrenta 10 años en cárcel federal por robo a docenas de víctimas

Por Miguel Cruz Tejada lunes 29 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ El convicto estafador de bienes raíces dominicano Ignacio Beato, quien huyó de Hazleton en Pensilvania, después de estafar $751.082 a docenas de víctimas por ventas ficticias de casas sin títulos o con papeles fraudulentos, se enfrenta a una condena de 10 años en una cárcel federal y a la restitución de la suma a los perjudicados, después de declararse culpable en la Corte Federal de Scranton en ese estado, el viernes.

Beato, quien fue capturado el año pasado en un aeropuerto de Florida, cuando se disponía a abandonar los Estados Unidos y extraditado a Hazleton, fue acusado originalmente de numerosos cargos relacionados con el delito, pero acordó con  los fiscales, responsabilizarse por conspiración en fraude electrónico, un crimen grave.

De 46 años de edad, el dominicano abrió una agencia de bienes raíces, a la que atrajo a sus víctimas, haciéndoles tentadoras y “blandas” ofertas de compras de casas en Hazleton y otros suburbios del condado Luzerne en Pensilvania.

Los fiscales federales dijeron que  Beato, cometió el fraude en un esquema que comenzó en diciembre de 2013 hasta  marzo de 2015, conspirando con otros para aceptar $751,082 mil de personas que querían comprar casas.

Les mintió a las víctimas diciéndoles que  estaba autorizado a vender propiedades vacías y construidas en Hazleton, según los fiscales.

Los cargos alegan que Beato y sus cómplices, firmaron acuerdos de venta fraudulentos con los posibles compradores de Nueva York y otros estados.

Algunos de los compradores no eran conscientes del fraude hasta que recibieron  los avisos de desalojo en los domicilios que pensaban que habían comprado.

Beato, que huyó de la zona cuando la policía comenzó a investigarlo, fue capturado en Florida en febrero de 2016. Se declaró culpable el viernes antes de juez federal James M. Munley, que lo sentenciará  el 31 de agosto.

Bajo los términos de un acuerdo con la fiscalía, la Oficina del Procurador de Estados Unidos anuló otros cargos contra Beato relacionados con el fraude de bienes raíces, aunque los fiscales todavía pueden encausarlo adicionalmente por delitos fiscales como lavado de dinero.

Pero sus problemas legales no terminan con la acusación. A principios de este mes, ocho de las víctimas de Beato presentaron una demanda federal contra él alegando que conspiró criminalmente para privarlos de sus propiedades.

Los demandantes, en su mayoría, dominicanos y dominicanas y compradores de viviendas por primera vez, detallaron cómo Beato tomó grandes sumas de dinero para las casas que no estaba autorizado a vender.

En algunos casos, sólo se enteraron de que habían sido engañados después de mudarse a sus nuevos hogares y ser informado por los verdaderos propietarios que ocupaban indebidamente las propiedades.

Además de Beato, la demanda incluye  empresas de bienes raíces con las que él estaba presuntamente en sociedad, entre estas Weichert Realtors Mark, Poggi Realtors LLC, Begining  Services of America Inc, Berkshire Hathaway, Mayor Hazleton Realty Agents Association,  y Take Resume Inc también de  de Hazleton.

 

Por Miguel Cruz Tejada