Estados Unidos deja en el terreno a Colombia; gana 3-2

Por admin viernes 10 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO.- Miami (EE.UU.), 10 mar (EFE).- El bateador emergente Christian Yelich, de los Marlins de Miami, anotó en la parte baja de la décima entrada la carrera que decidió el triunfo de Estados Unidos por 3-2 frente a Colombia en el primer partido para ambas selecciones en la cuarta edición del Clásico Mundial de Béisbol, dentro del Grupo C.

Colombia, que hizo su debut en un Clásico Mundial, dio la mejor imagen y mantuvo siempre controlada a la artillería de Estados Unidos, que estuvo abajo en el marcador y en la parte alta de la novena entrada evitó la anotación de la novena cafetera que dejó a corredores en tercera y segunda con dos "outs" en la pizarra.

Pero fue Estados Unidos el que en la parte baja de la décima, con el relevista Guillermo Moscoso en el montículo, fabricó la carrera del triunfo al dar el lanzador colombiano dos bases por bolas a Yelich y al campo corto Brandon Crawford, de los Gigantes de San Francisco.

Luego llegó el segunda base Ian Kinsler, de los Tigres de Detroit, y con rola de "out" por segundo puso a Yelich en la antesala y Crawford llegó a la intermedia.

Sería el jardinero Adam Jones, de los Orioles de Baltimore, el que con sencillo por el jardín central permitiese a Yelich anotar la carrera de la victoria.

El relevista Tyler Clippard, de los Yanquis de Nueva York se encargó de lanzar la décima entrada y se quedó con la victoria.

Clippard (1-0), sexto relevista que utilizó el piloto de Estados Unidos, Jim Leyland, dio una base por bolas y sacó un ponche después de realizar 17 lanzamientos y nueve los puso en la zona del strike.

La derrota se la quedó Moscoso (0-1), tercer relevista que utilizó Colombia, y que realizó una gran labor a pesar de cargar con la derrota.

Moscoso, que le quitó la pelota a Greg Nappo con un "out" en la parte baja de la novena entrada, trabajo un episodio y un tercio para ceder un imparable, con una carrera limpia, dio dos bases por bolas y no sacó ningún ponche.

A pesar de la derrota, la selección cafetera tuvo un debut histórico al anotar su primera carrera en un Clásico Mundial en la parte alta de la quinta entrada cuando el segunda base Adrián Sánchez pegó doble impulsador por el jardín central para que jardinero derecho Jesús Váldez pusiese la pizarra en 0-1.

El propio Sánchez con otro doble remolcador del jardinero izquierdo Mauricio Ramos, de los Reales de Kansas City, llegó a la registradora con el 0-2.

Ambas carreras pesaron sobre el relevista Mychal Givens, de los Orioles de Baltimore, que le quitó la pelota al abridor Chris Archer al inicio de la quinta entrada.

Archer ue estuvo perfecto en las cuatro entradas que lanzó al irse sin hit ni base por bolas y retiró a tres bateadores por la vía del ponche.

Pero Givens no trajo nada sobre el montículo y fue castigado con tres imparables, incluidos par de dobletes, aunque luego sacó los tres "outs" de la entrada por la vía del ponche.

Tras Givens, Leyland continuó con el movimiento del bullpen para sacar a Luke Gregerson, Sam Dyson, Nate Jones, Pat Neshek y Clippard, una estrategia que al final le dio resultado.

Mientras que la ofensiva de Estados Unidos, que tampoco pudo hacerle daño al abridor zurdo colombiano José Quintana, de los Medias Blancas de Chicago, durante las cinco primeras entradas, en la parte baja de la sexta, tras haber sacado los dos primeros "outs", permitió un sencillo de Crawford y ahí acabó su trabajo.

El piloto de la selección de Colombia, Luis Urueta, decidió con buen criterio que había llegado el momento de retirar a Quintana que realizó 63 lanzamientos -el límite permitido en el Clásico es de 65– y 44 los puso en la zona del "strike".

La pelota se la quitó el relevista derecho William Cuevas, de los Tigres de Detroit, que tampoco pudo contener a la ofensiva de Estados Unidos que anotó las dos carreras del empate.

Crawford y Kinsler fueron los encargados de anotarlas con doble impulsador de Jones y tiro descontrolado de Cuevas, que se le escapó la bola al receptor Jhonatan Solano.

Jones se convirtió en el jugador clave del bateo oportuno de Estados Unidos al irse de 5-2 con par de carreras impulsadas, mientras que Kinsler tuvo de 5-2 con anotación y Crawford pegó imparables y piso también una vez la registradora.

Quintana, que se fue sin decisión, al igual que Archer, lanzó cinco entradas y dos tercios con un imparable permitido y una carrera limpia, dio una base por bolas y retiró a cuatro rivales por la vía del ponche.

Cuevas, a pesar de no poder evitar la dos carreras del empate de Estados Unidos, hizo una gran labor en las dos entradas y un tercio que estuvo en el montículo tras espaciar cuatro imparables y sólo le contó una carrera limpia en su contra, además de no dar bases por bolas y sacar dos ponches.

Estados Unidos tendrá mañana, sábado, como próximo rival a República Dominicana, que defiende el título de campeona, y la pasada noche venció 9-2 a Canadá, que será el rival de Colombia en el primer partido de la doble jornada.EFE