Estados Unidos cancela un programa migratorio para niños centroamericanos

Por EFE martes 15 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, San Salvador.- El Gobierno de Estados Unidos cerró desde este martes un programa de “admisión condicional” para niños y adolescentes de El Salvador, Honduras y Guatemala que buscaban refugio en ese país y que favoreció a más de 3.000 menores, informó la Embajada del país norteamericano en territorio salvadoreño.

“Por disposición del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, desde este día queda cerrado el programa de admisión condicional del Programa de Procesamiento de Refugiados para Menores Centroamericano (CAM, por sus siglas en inglés)”, reza un comunicado de la sede diplomática.

La fuente detalló que, mediante dicho programa, los menores de edad con familiares con “estatus legal” en Estados Unidos y que eran rechazados para ingresar como refugiados “eran considerados automáticamente para un permiso de admisión condicional para un tiempo no mayor a 2 años”.

La embajada de EE.UU. explicó que el cierre de “esa porción del programa CAM” se dio a raíz de una orden ejecutiva emitida por el presidente estadounidense, Donald Trump, el 25 de enero pasado y que “desde febrero las admisiones condicionales dejaron de ser procesadas”.

El programa “fue creado como una alternativa humanitaria para menores en situación de riesgo que podían reunirse con sus familiares en EE.UU.” y “durante tres años ha servido para ofrecer una vía de migración segura a 3.030 jóvenes del Triángulo Norte centroamericano”, de los que 2.447 fueron salvadoreños, añadió la representación diplomática.

En 2016, cerca de 100.000 niños salieron de los países del Triángulo Norte de Centroamérica asolados por la violencia y la pobreza para emprender el peligroso viaje hasta Estados Unidos, y las cifras de detenciones de inicios de año dan cuenta de que el número podría superar los 150.000 durante 2017.

Según datos oficiales, cerca de la mitad de estos niños hacen el viaje solos, muchos guiados por coyotes y expuestos a la inseguridad.

Las autoridades mexicanas devolvieron a más de 30.000 niños a los países del Triángulo Norte en 2016. EFE

Apple Store Google Play
Continuar