Esposa de Arsenio Quevedo pide al MP permita sea hospitalizado

Por Liliam Mateo viernes 13 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-  La esposa del dirigente de transporte preso de en Najayo-Hombres Arsenio Quevedo pidió este viernes a las autoridades permitir que su cónyuge sea internado en la Clínica Real para tratarle sus problemas de diabetes e hipertensión arterial, y ser operado de la columna vertebral.

“Pedimos que tomen en cuenta que él es un preso bajo medida de coerción, humanamente y de Ley lo que corresponde es su internamiento”, dijo Dania Taveras.

Mostró a los periodistas todos los referimientos hechos por especialistas, especialmente del ortopeda Juan Carlos Carrasco Natali, quien sugiere que el imputado Quevedo debe ser operado de la columna vertebral luego de sufrir una caída en la cárcel que le afectó dos vértebras.

Tras practicarle un estudio debido a los problemas de salud que padece y al agravamiento del cuadro clínico, el presidente de la Unión Nacional de Transportistas y Afines (Unatrafin), Arsenio Quevedo, tiene que ser intervenido quirúrgicamente.

Narran sus familiares que la noche del pasado domingo Quevedo supuestamente habría sufrido una caída desde una escalera del centro penitenciario que le afectó dos discos de la columna vertebral, lo que obligó a llevarlo al Centro Juan Pablo Piña de San Cristóbal, donde se le recomendó ser asistido por especialistas.

Tras esa caída el pasado martes, Quevedo presentó un cuadro de vómito y mareos, siendo tratado por los médicos de Najayo.

Ante el diagnóstico dado luego de someterse a una resonancia magnética referida para el Centro Médico Real por el ortopeda Carlos Carrasco Natali: emitió el siguiente diagnóstico: desbordamiento del disco L4-L5 protusion paramedial y foraminal izquierda, obliterando netamente el foramen en íntima relación con la raíz de L5-SI del lado izquierdo”.

Carrasco Natli dijo que si Quevedo no mejoraba, debía ser intervenido quirúrgicamente.

Quevedo es acusado junto al ex regidor por Pedro Brand, Erickson de los Santos Solís, de dirigir una banda de sicarios que se dedicaba a asesinar choferes.