España intermedió para que Panamá saliera de la lista negra de la UE

Por EFE sábado 27 de enero, 2018

EL NUEVO DIARIO, PANAMÁ.- España intermedió para que Panamá saliera de la lista negra de paraísos fiscales de la Unión Europea porque el país centroamericano ha avanzado mucho en transparencia fiscal y financiera y no se merecía ese trato “injusto” de la comunidad internacional, dijo hoy a Efe un alto cargo del Gobierno español.

“Nos pareció que (la inclusión en la lista) era un fórmula injusta y a través de los mecanismos de la Unión Europea hemos insistido mucho para sacar a Panamá”, reconoció el secretario de Estado de Cooperación Internacional para Iberoamérica y El Caribe, Fernando García Casas.

García Casas realizó esta semana un viaje oficial a Costa Rica y decidió pasar por Panamá antes de regresar a España porque tenía “interés”, dijo, en trasladar a las autoridades panameñas la felicitación del Gobierno español por su salida de dicha lista.

“Yo creo que es un país que está haciendo esfuerzos muy importantes en materia fiscal y financiera y eso tiene que ser reconocido por la comunidad internacional”, afirmó.

Los ministros de Economía y Finanzas de la UE aprobaron el 23 de enero sacar a Panamá, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Barbados, Granada, Macao, Mongolia y Túnez de la lista negra de paraísos fiscales que elaboraron el pasado mes de diciembre tras analizar distintos cambios que estos se habían comprometido a realizar.

“No sabría decir si otros países han ejercido presiones (para sacar a Panamá) porque son gestiones reservadas, pero sí es cierto que al llegar la decisión del Ecofin (Consejo de Asuntos Económicos y Financieros de la UE) había ya una especie de consenso de que el trato a Panamá no era el adecuado”, aseguró.

La plataforma financiera panameña lleva varios años bajo la lupa de distintos organismos internacionales por su supuesta falta de transparencia.

Las críticas contra el sistema financiero y fiscal del país arreciaron tras la inclusión de Panamá en la lista gris del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), de la que salió en febrero de 2016, y tras el escándalo de los denominados papeles de Panamá.

El Gobierno panameño, sin embargo, ha aprobado desde 2015 varias leyes para evitar el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, suprimir las acciones al portador y penalizar la evasión fiscal y ha endurecido la regulación para los sectores no financieros como el inmobiliario, los servicios legales, los casinos y las casas de cambio.

García Casas, que regresó hoy a España, se reunió con sus homólogos panameños, Luis Miguel Hincapié y María Luisa Navarro, con los que revisó además distintos asuntos regionales.

“Este año hay siete elecciones en Latinoamérica, por lo que puede cambiar mucho el panorama político y social, y además de eso tenemos la Cumbre Iberoamericana en Guatemala y la Cumbre de las Américas en Lima. La región tiene mucho que decir en la esfera internacional y nosotros lo que queremos es conversar y dialogar”, indicó.

El secretario de Estado también aprovechó para reunirse con empresarios españoles establecidos en el país y visitar un proyecto de suministro de agua y saneamiento de la cooperación española en la comarca indígena Ngabe-Buglé, en el occidente del país.

España, explicó García Casas, desarrolla actualmente en Panamá tanto proyectos de cooperación “tradicional” como un nuevo tipo de cooperación triangular, “en la que países como Costa Rica, Panamá México, Argentina, Brasil y Uruguay, que ya son de renta media, tienen capacidad para cooperar.

“Desde que se creó la cooperación internacional hace 30 años, Panamá es un socio importante y así va a seguir siendo”, concluyó. 

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar