España dice que la respuesta de la ONU ante tráfico humano sigue fragmentada

Por El Nuevo Diario Miércoles 15 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, NACIONES UNIDAS.-La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad española, Dolors Montserrat, aseguró hoy que la respuesta de la ONU ante el tráfico de personas sigue estando "fragmentada" y pidió una mayor coordinación y trabajo conjunto para eliminarlo.

En su intervención durante el debate abierto del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, la ministra reiteró la idea de que la eliminación de la trata de personas, en particular, la que tiene lugar en los conflictos, va "más allá de los esfuerzos de una región o país en concreto" y requiere el trabajo de todos.

"Todos los Estados miembros debemos responder a la trata a través de la cooperación entre nuestras unidades de inteligencia, policiales y judiciales y con el sector privado y la sociedad civil, no sólo en el marco de Naciones Unidas", afirmó Montserrat.

Por ello, reclamó a los presentes "más información y coordinación" sobre el uso del tráfico humano por parte de grupos armados para poder proporcionar "una fotografía lo más exhaustiva posible" de rutas o puntos calientes de un conflicto, con el fin de establecer las medidas operativas que deben adoptarse.

Asimismo, aseguró que la acción de la ONU es fundamental para eliminar esta lacra, ya que en situaciones de conflicto "los sistemas judiciales nacionales pueden quebrarse".

"Resulta indispensable proporcionar una atención preferente a las fuentes de financiación de la trata y una buena manera de abordarlo en toda su complejidad es a través de planes nacionales y legislación", recalcó.

En concreto, la ministra puso como ejemplo la aprobación en España a finales de 2015 del plan integral de lucha contra la trata de seres humanos, que refuerza la coordinación en todos los ámbitos.

Montserrat recordó que la trata de personas representa "la mercantilización de los cuerpos y de la dignidad del ser humano" y la "reencarnación de la esclavitud" e insistió en la necesidad de situar a las víctimas en una posición central.

España es el país impulsor de la primera resolución del Consejo de Seguridad de la ONU dirigida a combatir la trata de personas en situaciones de conflicto y de terrorismo.

Esta resolución refuerza el marco normativo en materia de sanciones, rendición de cuentas, flujos financieros y protección y asistencia a las víctimas, con especial atención en mujeres y niñas, y especialmente cuando la trata tiene como objetivo la explotación sexual.