España ayudará a inmigrantes de Mali que regresen voluntariamente a su país

Por EFE jueves 27 de diciembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, BAMAKO.- El presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, se ha comprometido hoy en Mali a que España dará una ayuda económica a los inmigrantes malienses que quieran regresar a su país y les asesorará si quieren iniciar algún negocio.

Sánchez viajó hoy a Mali en su primera visita como jefe del Ejecutivo a los militares españoles desplegados en el exterior, y propuso al primer ministro del país, Soumeylou Boubèye Maïga, este programa de “retorno voluntario” de malienses afincados en España, que el gobernante ha aceptado.

Fuentes del Ejecutivo español cifraron esta ayuda en torno aunos 400 euros por inmigrante dispuesto a volver a su país, a lo que habría que añadir el pasaje a Mali y, labores de asesoramiento en caso de que presenten algún proyecto de negocio.

España es el segundo país europeo, después de Francia, con la comunidad más grande de malienses, unos 55.000, según datos del Ejecutivo español, que insiste en que este programa de retorno no será en ningún caso forzoso.

El proyecto busca que los malienses entiendan que el retorno no tiene por qué ser negativo sino que puede convertirse en una oportunidad para iniciar una nueva vida, y según las fuentes, podría ponerse en marcha a principios de año, en cuanto lo puedan concretar los departamentos de migraciones de ambos países.

Sánchez llegó a este acuerdo sobre inmigración con su homólogo maliense en la reunión en Bamako, donde antes se ha podido reunir con miembros del Destacamento Marfil con base en Dakar, del Ejército del Aire español, que da apoyo aéreo a las misiones francesas, aunque también colabora con las europeas y de la ONU.

Desde que se puso en marcha su misión en 2013, el avión Hércules del Destacamento Marfil ha hecho más de 6.000 horas de vuelo en las que ha transportado 26.000 pasajeros y 4.300 toneladas de carga, el 30 % de las necesidades de Francia en la zona.

En Koulikoro, Sánchez subrayó la importancia estratégica de esta misión porque ayuda no solo a la estabilidad de la región sino a fortalecer la seguridad de España y de la Unión Europea (UE), al hacer frente a amenazas globales como el terrorismo, el tráfico ilegal de seres humanos y la delincuencia organizada.

También destacó la cooperación de las tropas en diversos proyectos con la sociedad civil.

España es el país que más efectivos aporta a la misión de la Unión Europea (EUTM Mali) en Koulikoro, con un despliegue de 254 militares en este momento.

La misión EUTM Mali se puso en marcha en 2013 con el objetivo de asesorar, formar y adiestrar a las fuerzas armadas malienses.

De enero a noviembre de este año España tuvo por cuarta vez el mando de esta misión, que después cedió a Alemania.

En ese periodo, la misión aumentó la descentralización de la formación en las distintas regiones del área (Kayes, Koulikoro, Sikasso, Mopti, Gao y Tombuctú) y continuó con el apoyo a la fuerza conjunta G5 Sahel, con presencia de personal en los diferentes puestos de mando.

España participa en dieciséis misiones en el exterior con unos 3.000 militares y guardias civiles. Los contingentes más numerosos están en Líbano, con 620 cascos azules e Irak, con 575 efectivos.

En el marco de la OTAN participan en la defensa de los países bálticos y Turquía, y asesoran a las fuerzas de seguridad en Afganistán.

También está España en todas las misiones militares de la UE en el continente africano, con presencia en mali, República Centroafricana, Somalia, Senegal y Gabón, así como en las operaciones para impedir el tráfico ilegal de personas frente a las costas de Libia y la piratería en el océano Índico.

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar