Espaillat encabeza protesta-vigilia contra primera presencia del KKK

Por Miguel Cruz Tejada miércoles 1 de agosto, 2018

EL NUEVO DIARIO,NUEVA YORK._ El congresista dominicano Adriano Espaillat, encabezó una protesta – vigilia en el parque Fort Tryon Park de la calle 190 y avenida Fort Washington en el Alto Manhattan, contra la primera presencia del grupo xenofóbico y supremacista blanco Klu Klux Klan (KKK), que incursionó el lunes en la instalación recreativa para realizar una reunión con jóvenes que está reclutando en el vecindario con mayor población dominicana de la ciudad, a través del grupo “Identity Evropa” (Identidad Europea), una célula supremacista del KKK, con banderas y lemas contra la inmigración.

Los supremacistas se apostaron y marcharon en la misma área del parque, donde se celebró la protesta.

La protesta, comenzó poco antes de las 7:00 de la noche y Espaillat, cuya oficina a cargo de Aneirys Batista, organizó el evento en el que también hablaron la asambleísta Carmen de la Rosa, el concejal del distrito 7 Mark Levine de origen judío, el asambleísta afroamericano de Harlem, Al Taylor, varios activistas y una representante de la alcaldía, abordando el tema del odio racial y lo que representa el KKK, como organización terrorista que siempre ha llevado un mensaje de odio contra las minorías.

Carteles, banderas, afiches, pancartas y volantes que denunciaban la presencia de los supremacistas blancos en el Alto Manhattan, fueron enarbolados por los presentes, que sobrepasaban los 400 y procedían de distintos sectores de Washington Heights, incluyendo una gran parte de ellos de la raza blanca.

Delegaciones de partidos socialistas, con sus mensajes pintados en grandes trapos, estuvieron presentes al igual que entidades que defienden a los inmigrantes y dirigentes políticos dominicanos, como el activista Rhadamés Pérez, coordinador de Alianza País en Estados Unidos.

“Cuando estamos con Dios, no hay fronteras”, “Ya Basta de Deportaciones”, “Todos los inmigrantes y refugiados son bienvenidos aquí”, “Puentes, no muros”, “Las luchas obreras no tienen fronteras” y muchos otros mensajes fueron levantados por los manifestantes que también gritaron consignas como las de “Atrás el odio”.

Espaillat, dijo en su discurso de apertura que los manifestantes, son parte de los diferentes grupos étnicos, razas, religiones, personas con diferencias, “pero que protegen y quieren esta nación”.

Dijo que los Estados Unidos es una nación de tolerancia, diversidad, que respeta al otro ser humano.

“Por eso estamos aquí, para enfrentar y rechazar los mensajes de odio, que se perpetraron contra nuestra comunidad, que van contra todo lo que significa este vecindario para nosotros. Un vecindario que les dio albergue a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial, que les abrió las puertas a los afroamericanos que huían del racismo y la muerte en el sur, y que ha abierto sus puertas por años y años a los inmigrantes, incluyendo a un niño de 9 años, que vino aquí sin papeles y hoy es su congresista en los Estados Unidos”, dijo Espaillat, citándose a sí mismo y su llegada a Nueva York como inmigrante de la República Dominicana.

La asambleísta de la Rosa, dijo que el descaro de ese grupo de ir al Alto Manhattan, da pena y vergüenza, y fueron al parque Fort Tryon porque es el punto más alto de la geografía del vecindario.

“Vinieron con su mensaje de odio, pero estamos aquí, unificados como comunidad, enseñando no solamente nuestra diversidad y nuestro coraje, para decir que nosotros no aceptamos de ninguna forma esos mensajes de odio”, añadió la asambleísta dominicana.

“Especialmente yo, como mujer inmigrante, madre y como la hija de inmigrantes dominicanos y yo misma inmigrante. Sé que la administración de Trump les ha facilitado el proceso a las personas que en sus corazones sienten odio, porque todos los días ven los ataques a las comunidades inmigrantes”, añadió la legisladora estatal.

El concejal Levine, señaló que la comunidad es de inmigrantes, de latinos, afroamericanos y judíos como él y es unida.

“Rechazamos por completo esa retórica y ese discurso de odio y a los grupos que tanto nos quieren atacar. Vinieron acá, pero no los queremos aquí, porque rechazamos el racismo y el odio y estamos orgullosos de quienes somos, venimos de Santo Domingo, Cuba, Rusia, somos hijos y nietos de refugiados del holocausto y nuestra fuerza está en la diversidad”, dijo el concejal.

“Me alegra mucho ver que aquí hay líderes dominicanos, afroamericanos, judíos, musulmanes, europeos y de otras partes del mundo, sin importar la raza, la fe y nos paramos unidos a rechazar el odio y nos apoyamos unos con otros”, dijo el concejal del distrito 7.

La reconocida activista María Luna expresó que este es un movimiento para que la comunidad despierte, porque muchas veces se olvida que en Estados Unidos hay grupos dispuestos a luchar.

“Y que los inmigrantes somos los que hemos levantado esta nación y Nueva York es el puerto que le ha abierto las puertas a todo el mundo, sin creencias religiosas, raciales y para darnos oportunidad de una mejor vida”, dijo la señora Luna.

“Que haya un grupo de culebrones o culebritas que se atrevan a enfrentar esa realidad, tenemos que ponernos los pantalones bien puestos y seguir la batalla, porque esto nunca se había visto en el Alto Manhattan, aunque sí en Nueva York, y es el comienzo de la continuidad de ataques a nosotros”, dijo la activista.

“Pero estamos dando una demostración de unión y tenemos que empezar un diálogo muy en serio para el mejoramiento de las relaciones y agradezco a los políticos del área, que han puesto eso en movimiento”, añadió Luna.

Al final del acto, los presentes encendieron velas como un mensaje de luz, paz y rechazo a la campaña de odio, que dijeron está motorizado por la política del presidente Donald Trump, contra todos los inmigrantes del mundo en Estados Unidos.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar