“Ese demonio con figura de gente me la quitó” clama madre de policía dominicana

Por Miguel Cruz Tejada Lunes 17 de Julio, 2017

NUEVA YORK._ “Ese demonio con figura de gente me la quitó”, clamó la señora Adriana Valoy, de 87 años de edad y madre de la policía dominicana Miosotis Familia, asesinada el 5 de julio en la madrugada en El Bronx de un balazo en la cabeza, mientras estaba de turno en un cuartel móvil instalado en la calle.

Ella se refiere al desquiciado asesino Alexander Bonds, quien según su novia, sufría de severos trastornos mentales y lo llevó a un hospital donde no le dieron la atención que necesitaba, tres días antes del asesinato.

Al relatar sus últimos momentos con Familia, ascendida póstumamente a detective y que tenía 123 años como veterana del Departamento de Policía (NYPD), la madre dijo que antes de irse al cuartel móvil, le pidió la bendición.

“Mi hija salió, le eché todas las bendiciones, que Dios te acompañe y te cuide, Dios te bendiga y me abrazó”, narra la madre.

“Eso fue a las 11 y media, supe que ya a la media hora, a las 12, fue cuando ese demonio con figura de gente, me la quitó”, añadió dramáticamente.

La señora Valoy dijo que antes de estar en el cuartel móvil, su hija trabajaba en la Corte Criminal de El Bronx de la calle 161, y que hacía apenas tres semanas que había vuelto al precinto 46 donde estaba asignada.

La describe como una súper madre.

“Era insuperable, cariñosa, muy obediente, no me contradecía nada de lo que yo hacía y teníamos 23 años viviendo juntas”, dijo la madre, pidiéndole más vida y fuerzas a Dios para encargarse del cuido de los hijos de la agente asesinada, una estudiante de 20 y dos mellizos de 12.

“Yo me engaño, yo me río, yo hago a veces bromas y eso… porque como que no me parece que ella no va a volver y yo les digo a los mellizos que ella está de vacaciones”, relata la madre.

Dijo que se sentía bastante orgullosa de la hija.

“Todavía después de muerta, hay buenas madres y hay súper, ella era una súper, súper madre, complacía a sus hijos en todo lo que ellos querían y le pedían, se sacrificaba por ellos”, agregó.

“Dios sabrá, le pido que me alegue más estos años para yo poder ayudar a sus hijos y estar más cerca porque yo vivía con ella y con sus tres hijos”, relató.

La señora Valoy ha procreado 10 hijos y Miosotis era la menor.

Más vigilias en su memoria se siguen realizando en cuarteles de El Bronx y el fin de semana, el célebre boxeador Floyd Maywheather, visitó el cuartel 46, posó al lado de una foto pintada de la oficial caída y le tributó sus respetos.

La señora Valoy hizo el relato al hacer su primera aparición pública hablando sobre su hija, en el noticiero del canal 41 de Univisión, entrevistada por la reportera dominicana Esperanza Ceballos.