Escogen 5  de 12 jurados para juicio a niñera dominicana en Manhattan

Por Miguel Cruz Tejada jueves 22 de febrero, 2018

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ En un complejo proceso para escoger 12 jurados que decidirán el destino de la niñera dominicana Joselyn Ortega, acusado de asesinar dos niños a su cuidado en octubre de 2012, sólo se han seleccionado 5 de ellos, de una terna de 250 candidatos.

Algunos de los preseleccionados en la Corte Suprema Estatal de Manhattan, han rechazado participar, diciendo que tienen hijos, el caso se produjo muy cerca de sus casas o que han seguido el sangriento evento en los medios de comunicación.

Una mujer dijo que estaba sintiéndose como “forzada” a ser jurado en el juicio y fue recriminada por el juez del caso Gregory Carro.

Ortega, nativa de Santiago de los Caballeros y de 56 años de edad, enfrenta cadena perpetua si es declarada culpable por los asesinatos de los niños Lucía y Leo Krim en el apartamento de la familia de la calle 75 en Manhattan, hace más de cinco años.

Ella, fue encontrada por la madre de las víctimas de 6 y 2 años de edad, en la bañera del apartamento, en un charco de sangre, con dos cuchillos en sus manos, la garganta cortada y las muñecas también  zanjadas por puñaladas que se auto infringió, para tratar de suicidarse, después de supuestamente matar a las criaturas.

Su abogada, la experta criminalista Valerie Van Leer Greenberg, está alegando demencia de Ortega en el momento de los asesinatos, en busca de amortiguar la drástica sentencia a la que podría ser condenada en un juico previsto a durar entre tres a cuatro meses.

Pero un panel de psiquiatras designado por el tribunal para evaluarla, determinó que ella está apta para enfrentar el juicio.

Una de las mujeres candidata a jurado  casi se desmaya después de ser entrevistada el lunes.

“¿Cómo se siente forzada?”, le preguntó  el juez visiblemente airado que ha interrogado a cientos de posibles miembros del jurado desde el 5 de febrero.

“Me siento muy estresada por el pensamiento a través de este proceso”, respondió la mujer de manera confusa, lo que provocó que varios posibles miembros del jurado se rieran.

El juez Carro, volviéndose hacia los candidatos, advirtió a los demás que no se sienten ahí y tiren los dados.

Otros jurados potenciales dijeron que el caso ocurrió demasiado cerca de sus casas.

“Tengo hijos criados por niñeras”, dijo otra mujer,  mientras que otro dijo que su catolicismo le impide juzgar a los demás.

La abogada admitió el martes que el caso es sobre dos niños hermosos y pequeños que fueron horriblemente asesinados.

Los fiscales alegan que ella habría usado dos cuchillos y que la niña luchó por su vida, enfrentándose  a la niñera, antes de ser cocida a puñaladas.

La madre, Marina Krim, que estaba buscando a su otra hija en la escuela de baile, encontró los cadáveres d sus hijos en un  charco de sangre y a la niñera con un tajo en la garganta y las muñecas zanjadas, en un fallido intento de suicidio.

“Quiero que piensen mucho sobre si podrán servir en este jurado”, les dijo el juez a los evaluados para el juicio.

La niñera, fue procesada y acusada en su lecho de cuidados intensivos en el hospital Presbiteriano del Alto Manhattan, después de presuntamente asesinar a los niños.

Los fiscales alegan que ella apuñaló sin piedad a los niños,  porque estaba enojada  con sus padres, debido a  su situación de trabajo con  la madre de las víctimas. Ortega, será juzgada por decisión del magistrado que presidirá el juicio, luego que los especialistas contratados por la corte, la hallaron en capacidad de enfrentar el juicio, después de 6 años de controversias sobre su estado mental.

Aunque el juez declaró a  Ortega apta para enfrentar la justicia, se espera que su abogada alegue demencia al menos temporal, en el momento de cometer los asesinatos.

La madre de los niños  muertos, será testigo clave  en el juicio que será dirigido por  el juez  Carro.

Los fiscales intentarán demostrar que Ortega, que había sido una parte cercana y confiable de la familia Krim, era coherente y tomó una decisión consciente para asesinar a los niños.

Se espera que la  abogada de Ortega use como estrategia de  defensa  la locura, tratando de convencer a los jurados  de que la niñera estaba en medio de un episodio psicótico.

La niñera dominicana ha estado detenida sin libertad bajo fianza desde su arresto.

El juez refrendó el año pasado el acuerdo propuesto a Ortega por el fiscal, pero ella se negó.

La niñera rechazó el trato, a pesar de que admitió haber matado a los niños, en una serie de entrevistas en el hospital realizadas mientras se recuperaba de la herida en la garganta y las muñecas.

La señora Krim había regresado al apartamento cuando la niñera no pudo encontrarla con la niña que ahora tiene 7 años, y  que estaba en clases de de natación y baile, dijo la policía en ese momento.

“No sabes lo que me hicieron pasar”, le dijo ella supuestamente a los oficiales durante el interrogatorio, aunque su abogada dijo  que estaba demasiado drogada y delirante para haber estado consciente de  lo que estaba diciendo.

“Ella admite que lastimó a los niños”, testificó el ex fiscal adjunto de Manhattan Gregory Beneduct LeDonne durante las audiencias previas al juicio el verano de 2017.

“Usó dos cuchillos, creo que una vez para asesinar al niño y más de dos a la niña y dijo que estaba enojada con la madre”, expuso el fiscal asistente.

“Ella habló de  numerosos agravios y pequeños desprecios que había sufrido”, agregó el ex fiscal.

Los padres de los niños, Kevin y Marina Krim, han estado notablemente ausentes de las apariciones en la corte durante las vistas de Ortega. La señora Krim alumbró otro bebé en octubre de 2014.

En marzo de 2017, Marina Krim escribió un ensayo en el que dijo que sus hijos asesinados le envían “mensajes” para ayudarla a lidiar con su dolor.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar