Escasez de gasolina llega al industrial estado mexicano de Nuevo León

Por EFE martes 22 de enero, 2019

EL NUEVO DIARIO, MONTERREY (México)- El desabastecimiento de combustibles que sufren varios estados mexicanos alcanzó la zona metropolitana de Monterrey, uno de los polos industriales del país, por el traslado de camiones cisterna desde Nuevo León al centro del país, informaron hoy fuentes oficiales.

“Nuevo León, al igual que todo el país, colaboró en el suministro de pipas (camiones cisterna) hacia el centro del país para comenzar a regularizar (el desabastecimiento) de allá para acá”, señaló el secretario general de Gobierno del norteño estado de Nuevo León, Manuel González.

La escasez de gasolina se debió a que la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) trasladó camiones cisterna al centro del país para regularizar la falta de gasolina que padecen al menos unos diez estados, entre estos la Ciudad de México, desde inicios de año, informó hoy el gobierno estatal.

El desabastecimiento de combustible en los nueve municipios que conforman la zona metropolitana de Monterrey, donde habitan 4,5 millones de ciudadanos, comenzó desde el lunes y hasta el momento se mantienen cerradas alrededor del 30 % de las estaciones de servicio.

“Hay un problema de logística y tiene origen en la distribución y acomodo nacional en la entrega de materiales y combustibles en todo el país”, agregó González.

El funcionario comentó que mantiene contacto directo con las empresas gasolineras, y pidió paciencia a los consumidores.

Empresarios locales mostraron también su alarma ante la situación de desabastecimiento en la región, pues Monterrey alberga más de 5.000 industrias que son claves para la economía nacional en los ramos de manufacturas, automotriz y de alimentos, dijeron.

Desde que llegó al poder el 1 de diciembre, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, comenzó un combate frontal al robo de hidrocarburos a través de los ductos de la empresa estatal Pemex, que genera pérdidas millonarias para la compañía.

Para tal fin, se reforzó con miles de agentes la seguridad en los ductos y se transportó más gasolina con pipas (camiones cisterna), lo que ha causado una crisis de desabastecimiento en diez estados del país, con estaciones de servicio cerradas y compras de pánico.

Anuncios

Mas noticias

    Apple Store Google Play
    Continuar