El Escape de un Recluso: la Nueva Película

Por José Pérez Méndez viernes 13 de octubre, 2017

Mirando todas las entrevistas hechas a los diferentes profesionales que de alguna manera tuvieron que ver con la salida, la muerte, y la posterior desaparición del recluso Pedro Alejandro Castillo Paniagua, mejor conocido como “Quirinito”, se llega uno a dar cuenta que el Realismo Mágico desapareció en la literatura pero no en la realidad latinoamericana.

Ni siquiera Gabriel García Márquez en “Cien Años de Soledad” o en cualquier otra obra, pudo haber elaborado una trama tan genial para salvar a alguno de sus personajes de la cárcel o de la muerte. El guión para una exitosa película ya está hecho y no creo que requiera de ninguna exageración ficticia ya que la trama en cuestión no admite ninguna fantasía para impactar a los videntes del cine.

Por ejemplo llama la atención la entrevista bajo lágrimas del Médico “lejista”, porque al parecer lo examinó de lejos, que habiéndolo examinado en vida no fue capaz de saber que se trataba de la misma persona que había examinado antes. Qué personaje de la medicina tan poco observador y con tan poca memoria!!

También llama la atención de la Jueza que autorizó su traslado desde la cárcel a su casa, aún teniendo más de 40 años de experiencia y tratándose del prisionero que es Quirinito, sólo tomara en cuenta las recomendaciones y los diagnósticos de médicos privados y no se le ocurriera que eso debía estar autorizado por el INACIF u otra entidad oficial.

El Oncólogo que le suministró dos sesiones de quimioterapia dice que la persona a la que le suministró el tratamiento no era quien ahora dicen que es sino otra totalmente diferente. Hace unos días fui a un hospital a ver a un abogado que tiene cáncer aquí en New York y para llegar a donde él estaba pasé por varias puertas mostrando identificación y diciendo a quién iba a ver, pero en RD no se identifica ni a quien le dan la quimioterapia.

Todo parece indicar que una mano misteriosa empañaba la vista y todos los sentidos de los que participaban en el caso de tal manera que nadie sabía de quién se trataba como si fuera un ciudadano normal y desconocido. La categoría de preso sensible debía decirles a todos los que de alguna manera fueron involucrados en el expediente que tenían ser cuidadosos para evitar un escándalo más adelante.

En lo único que fallaron los genios del guión fue en que debieron haber ido a Haití a comprar el producto que le dan a los “Vendíos” para desaparecer los signos vitales y luego suministrarle el antídoto que le dan para despertarlo cuando lo sacan de la tumba, y de esa manera no se hubiera dejado ninguna duda acerca de su muerte real.
De todas maneras hay una investigación abierta que, según lo que se ve en los medios, abarca a mucha gente y sacará a la luz pública los detalles de un hecho que se parece a la película “Expreso Oriente” basada en un cuento de Agatha Christie donde todos los que iban en el tren resultaron ser parte del complot que dio muerte a un personaje también importante.

Con el auge que ha tomado el cine en Rep. Dominicana hemos de imaginarnos que ya el guión de la película debe estar listo porque no hay que agregarle nada más y que su rodamiento en las salas de cine debe ser cuestión de un par de meses.
Esperaremos como buen cinéfilo que salga dicha película para disfrutarla junto al público que también la espera con ansiedad.

Apple Store Google Play
Continuar