Escándalo por Odebrecht se agrava en Perú por vinculo con exprimer ministro

Por EFE miércoles 7 de agosto, 2019

EL NUEVO DIARIO, Lima.- El escándalo de corrupción sobre el caso Odebrecht en Perú se ha profundizado en las últimas horas tras la revelación de que el exprimer ministro César Villanueva presuntamente también recibió sobornos de la empresa brasileña.

Además de Villanueva, quien fue uno de los personajes con mayor protagonismo en la lucha contra la corrupción durante la primera etapa del actual Gobierno de Martín Vizcarra, representantes de la compañía confirmaron aportes a las campañas electorales de la líder opositora Keiko Fujimori y a la conservadora Lourdes Flores Nano.

También a funcionarios del entorno de los exalcaldes de Lima Luis Castañeda y Susana Villarán, así como a periodistas, para que “asesoren” a la empresa en temas de comunicación y establezcan una red de contactos con líderes de opinión.

Los exdirectivos de Odebrecht en Perú Jorge Barata y Ricardo Boleira fueron interrogados hasta la noche de este martes en Brasil por los miembros del equipo fiscal peruano que investiga el caso Lava Jato, encabezado por Rafael Vela, quien confirmó que han entregado “mucha información”.

En el caso de Villanueva, el diario El Comercio informó este miércoles que el exjefe de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, declaró que se le entregó en 2008 dos pagos en efectivo de 30.000 dólares por el proyecto de una carretera en la región selvática de San Martín, en la que Villanueva era gobernador regional.

Al ser interrogado sobre los “codinomes” (nombres en clave) usados por la empresa para identificar a las personas a las que entregaba dinero de procedencia ilícita, Barata dijo que Villanueva era conocido como “Curriculum Vita”.

La adjudicación de esta carretera está siendo investigada por las fiscalías anticorrupción de las ciudades de Tarapoto y Moyobamba, ya que la empresa ha admitido que hizo pagos ilícitos para obtener la obra por 109 millones de soles (unos 33 millones de dólares), un monto mayor en 9,5 % al referencial.

Tras conocerse la información, Villanueva, quien también es congresista, se ha mantenido en silencio, aunque el presidente Vizcarra manifestó su sorpresa.

“Respecto al ex primer ministro Villanueva, la noticia nos sorprende. Sin embargo, manteniendo coherencia con nuestra lucha frontal contra la corrupción, y como lo hemos dicho en otros casos, esperamos que se investiguen los hechos hasta determinar la verdad”, indicó el gobernante en Twitter.

Congresistas de diferentes bancadas criticaron duramente a Villanueva y recordaron que fue uno de los impulsores del intento de destitución que llevó a la renuncia del expresidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) por sus vínculos con Odebrecht.

“Qué asco Villanueva. Se tumbó a PPK por conflictos de intereses por Odebrecht y él recibió coimas de Odebrecht. Se tira abajo la imagen anticorrupción de MV (Martín Vizcarra)”, escribió en Twitter el exministro y actual congresista Carlos Basombrío.

A su turno, el parlamentario Juan Sheput, quien llegó al Congreso por el partido de Kuczsynki, se preguntó: “¿Qué habría pasado si esta información salía cuando César Villanueva era premier de Martín Vizcarra, su amigo cercanísimo?”.

Según la información difundida por medios locales, durante el interrogatorio, Barata también ratificó que Odebrecht entregó 500.000 dólares para financiar la segunda vuelta de la campaña presidencial de Keiko Fujimori en 2011.

La Justicia peruana decidirá este viernes si acepta un pedido de casación presentado por Fujimori para lograr su libertad, ya que desde fines de octubre pasado permanece en prisión preventiva mientras es investigaBa por presunto lavado de activos.

Barata también dijo que se entregó 20.000 dólares para la campaña municipal de Lourdes Flores en 2010, quien declaró a El Comercio que ese dinero pudo llegar al exdirigente de campaña Horacio Cánepa, quien fue identificado por el exejecutivo como “Almohadinha”.

En medio de este escenario, el fiscal Vela manifestó su preocupación por las aparentes intromisiones en el acuerdo de colaboración eficaz firmado con Odebrecht, que ha pedido al Estado peruano que le entregue más de 500 millones de soles (151,5 millones de dólares) por la venta de una hidroeléctrica.

La semana pasada, el presidente Vizcarra consideró que el daño causado por la empresa a su país es tan grande que “no correspondería” la entrega de ese dinero.

Vela señaló que cualquier divergencia sobre este tema tiene que ser “resuelta dentro de la ley” y dijo que “las intromisiones de esta naturaleza son inaceptables porque esto es un trabajo de carácter técnico que, incluso, puede llegar a ser judicial”.