¡Es tiempo de responder!  

Por Jesús M. Guerrero

“Servirse de un cargo público para enriquecimiento personal resulta no ya inmoral, sino criminal y abominable.” Cicerón

La medida coerción de la operación “antipulpo” fue el primer paso para empezar el desmonte de todo el entramado corrupto y que fue cobijado por la impunidad durante años, es tiempo de responder por tanto manejos turbios de la cosa pública. El futuro inmediato del expresidente Medina cada día luce más incierto con la única seguridad de su imposibilidad de volver a optar por la presidencia.

Era comidilla de todos, el supuesto accionar cuestionable de su entorno familiar, que a todas luces se vislumbra bien fundamentado por el Ministerio Público que obtuvo el primer acierto al salir airoso con la prisión preventiva de casi todos los imputados.

Tal parece que convenientemente el Ex-Presidente Medina olvido todo lo que dijo durante la campaña electoral del 2012 desde la vitalidad del rumor público para sancionar a sus funcionarios y la importancia de la formación del hogar para garantizar la honestidad de los servidores públicos, dejando mal parada su cuna ante el juicio de la historia del cual él tampoco sale indemne.

Este proceso judicial ha evidenciado que durante años los reclamos de justicia y transparencia fueron vitales para desalojar del poder al partido morado, que desde toda óptica, lo más prudente que puede hacer el PLD es desaparecer.

Al ver al hermano de quien dirigió los destinos nacionales desde el 2012 hasta el 2020, reconocer ante el tribunal que violó la ley 340-06 de Contrataciones Públicas, específicamente en su artículo 14, el numeral 5, citó: “Los parientes por consanguinidad hasta el tercer grado o por afinidad hasta el segundo grado, inclusive de los funcionarios. También, los cónyuges, personas vinculadas con análoga relación de convivencia afectiva, parejas consensuales o con las que hayan procreado hijos y descendientes de estas personas, están impedidos de participar en los procesos de contratación de las entidades a las cuales pertenecen dichos funcionarios.”

Esto es más que suficiente para que el rumor público le pase factura al que durante 8 años de gobierno hizo de conocimientos de todos los dominicanos su valoración como el “mejor presidente de la región”, el nepotismo al conocer el supuesto accionar de su hermana dentro del FONPER, es suficiente para conjeturar que todo era vox populi en las entrañas del partido de gobierno, hoy a duras penas una organización política con alguna que otra figura que no pueda ser señalada por peculado.

No comparto el criterio de que el Ex-Presidente Medina haya sido traicionado por el sentimiento hacia su familia, en cambio creo que él traicionó al país luego de haber depositado sus esperanzas en él para algo nuevo y mejor en los comicios del año 2012, surgió un gobierno corrupto y totalitario, enfermo con el poder desmedido. No fueron capaces de comprender lo dicho por, José “Pepe” Mujica, citó: “Pobres son los que están detrás del dinero, que viven presos.”

Creo que ahora si podrán hacer uso de razón y comprender está frase lapidaria del Ex-Presidente de Uruguay.

Desde la censura del periodismo disidente hasta la militarización del Congreso Nacional, es de lo que todos fuimos testigos, pero en este segundo acto, el sistema judicial nos está mostrando hasta donde permeo la corrupción y abandonado la cultura de impunidad es tiempo de lanzar piedras para atrás y desatender el tristemente célebre borrón y cuenta nueva. ¡Es tiempo de responder!

El profesor y político español, fallecido a mediados de este año, Julio Anguita dijo: “Quien vota a los corruptos los legítima, los justifica y es tan responsable como ellos.”

Parece ser que el mensaje que todavía el PLD no capta, es que la gran mayoría se hartó de votar por el sofisma de que eran la única oferta electoral durante las últimas elecciones. El país los desecho por corruptos e indolentes de la realidad dominicana.

Creo prudente concluir con la siguiente frase de Cicerón, citó: “El propósito de la justicia es dar a cada quien lo debido.”

Por; Jesús M. Guerrero

Comenta