Es momento de incentivar el financiamiento de PYMES a través del mercado de valores de RD

Por El Nuevo Diario viernes 16 de octubre, 2020

Si bien es cierto nuestro mercado de valores tiene en existencia formal un promedio de 20 años, desde que el mismo fue normado a través de la ley 19-00, y que posteriormente la misma fue derogada en virtud de la nueva legislación 249-17, promulgada  el 19 de diciembre del año 2017, pero que hoy en día, es un sector que es conocido y manejado por unos pocos.

Un aspecto interesante de la Ley 249-17  es que incorpora los objetivos y principios fundamentales de la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO, por sus siglas en inglés) que aplican para la regulación de los mercados de valores de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El mercado de valores, históricamente ha sido un instrumento de financiamiento tanto para el sector privado como el sector publico. Muchas empresas haciendo una Oferta Publica de Venta (IPO) han captado fondos para desarrollarse, crecer y diversificarse, como también muchos inversores ávidos con conocimiento de causa, se han lucrado y sacado buenos beneficios en el referido sector.

El Mercado de valores es mas común de lo que muchas personas pueden imaginar o apreciar,  en vista de que el mercado es para la economía, lo que el oxígeno es para el ser humano.

El sector se compone por diversos instrumentos financieros, unos mas complejos que otros, como: acciones, futuros, divisas, bonos públicos o privados, certificados, etc; que a su vez se convierten en activos subyacentes, y pueden ser gestionados a través de un broker o corredor de valores.

Estos corredores de los mercados financieros, entiéndase de valores tanto de capitales, bonos o divisas, entre otros activos, son aquellas empresas que brindan los servicios profesionales de gestión de capital privado, que a su vez pueden ser empresas gestoras de activos de capital, fondos de inversión, y/o puestos de bolsa.

Para seguir profundizando hay que entender que es la bolsa de valores o su concepto,  y no es mas que una institución u organización jurídicamente establecida y organizada por las normativas existentes en el país donde se encuentren, encargadas de brindar las facilidades necesarias para que sus miembros (corredores autorizados), atendiendo los mandatos de sus clientes, introduzcan órdenes y realicen negociaciones de compra y venta de valores, tales como acciones de sociedades o compañías anónimas, bonos públicos y privados, certificados, títulos de participación y una amplia variedad de instrumentos de inversión.

A nivel mundial existen una variedad muy amplia de bolsas de valores, pero hay países que se destacan del resto, y es porque conservan una cultura muy fuerte y competitiva de inversión, que le ha dado paso a la consolidación de grandes bolsas de valores, las cuales podemos destacar como:

  1. Bolsa de Nueva York (New York Stock Exchange, NYSE).
  2. NASDAQ (National Association of Securities Dealers Automated Quotations).
  3. Bolsa de Tokio (Tokyo Stock Exchange).
  4. Bolsa de Shanghai (Shanghai Stock Exchange).
  5. Bolsa de Hong Kong (Hong Kong Stock Exchange).
  6. Bolsa de Londres (London Stock Exchange).
  7. Bolsa de Shenzhen (Shenzhen Stock Exchange).
  8. Bolsa de Toronto (Toronto Stock Exchange).
  9. Bolsa de Fráncfort (Deutsche Börse).

Organizadas por el tamaño de capitalizaciones emitidas, la Bolsa de Nueva York (NYSE), se encuentra como la mas grande del planeta, sin restarle méritos a las demás.

Nuestra querida República Dominicana, no es la excepción, aunque nuestro mercado de valores no sean tan prominente, contamos con una bolsa de valores, llamada la Bolsa de Valores de la República Dominicana (BVRD), la misma tiene por objeto prestar a sus miembros todos los servicios necesarios para la realización eficaz de transacciones con valores, así como cualquier otra actividad que contribuya con el desarrollo del mercado de valores.

Lamentablemente al ser un mercado prácticamente joven en nuestro país, podemos observar que aun no se ha consolidado una cultura de inversión en los mercados, poniendo en tela de juicio la transparencia, o el modo de operación (trading) de los entes y personas involucradas en el sector, para aquellos “simples mortales” que aunque sepan de su existencia,  no tienen conocimiento en la materia.

Pero el tiempo sigue avanzando, la tecnología sigue mejorando, y las personas cada vez más están mejores informadas, con acceso ilimitado a la información, y vemos como a nivel global, los emprendedores, comerciantes y/o empresarios, buscan desarrollar sus ideas, o hacer crecer sus negocios, por medio de la captación de fondos a través de los mercados financieros, como las bolsas de valores.

En  introspectiva y analizando lo antes mencionado, por tales razones se hace de carácter imprescindible el fomentar la educación financiera en este sector tan importante, para que los emprendedores y comerciantes formalizados, con un plan de negocios sustentable, tengan mejores oportunidades de desarrollo, y aun más en las condiciones actuales de crisis económica, producto del covid-19.

Educando a los micro, pequeños, medianos, y hasta grandes empresarios en el sector de los mercados de valores, podemos lograr un crecimiento sostenible a largo plazo, donde estos comerciantes vean oportunidades mas flexibles de financiamiento, sin tener la necesidad de recurrir a los créditos informales, logrando así una expansión holística en el desarrollo de sectores nacionales,  como el financiero de capitales y el productivo.

 

Por Henry Mayobanex

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar