Es hora de ir a Dios

Por Germán Martínez
Pareciera que estamos en presencia de una dolorosa ausencia de Dios en la vida y el accionar de los seres humanos.
Quizás y sin quizás hemos llegado al olvido de las enseñanzas del divino Jesús cuando nos ordenó amarnos los unos a los otros.
La violencia, la ausencia de la reflexiva, la necesidad de venganza, las penurias propias de los duros momentos que ha vivido la humanidad pareciera que se ha metido en la carne y el cerebro de los habitantes del mundo.
Es hora de volver la vista a Dios, a los valores, al amor y la amistad, decir no a la violencia y rechazar las armas, es hora de ir a Jesús el divino maestro del amor y a su madre María Santísima de la Altagracia en busca del consuelo, del perdón y del amor perdido al parecer entre los seres humanos.
  POR GERMÁN MARTÍNEZ

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar