Es cierto: Leonel es un verdadero titán

Por José Núñez miércoles 18 de septiembre, 2019

«Lo que está a la vista no necesita espejuelo».

Es cierto, nadie conoce más tus fortalezas y debilidades que en la propia casa, o también, que nuestros amigos de toda una vida, de décadas, y los compañeros de Leonel saben que él es un líder carismático de una popularidad excepcional, además de poseer un legado a cuesta.

Lo que estamos viendo que se está formando desde el Estado para enfrentar al doctor Leonel Fernández en el Partido de la Liberación Dominica (PLD), por parte de sus amigos, cuasi hermanos y sus compañeros políticos por más de cuatro décadas, los cuales fueron todos bien tratados y distinguidos por el expresidente cuando éste estuvo frente a la cosa pública por tres ocasiones durante doce años, nos confirman que verdaderamente, Leonel es un León afeitado de la política criolla.

Es que nunca se había visto algo igual a lo interno ni a lo externo de un partido, que tengan que enfrentarlo prácticamente todos los funcionarios públicos, los senadores, los diputados y los alcaldes, incluyendo al propio Presidente de la República, su compañero de muchísimo años que solo se pudo romper esa amistad, cuando Danilo Medina asciende al Poder; los venditos intereses!

Y no conforme el señor presidente constitucional del país, con que se sepa y que actúa en pro del opositor interno de Leonel, también se dice que se va a tirar a las calles personalmente, a enfrentar a este verdadero titán de la política dominicana, lo cual más que confirma frente a su pueblo; la solidez, el carisma y el liderazgo del doctor Fernández.

Señores, tampoco se puede soslayar, que antes de enfrentarlo de frente y públicamente, se trató de desacreditarlo desde su propia casa política, el PLD, intentaron «minimizarlo y hasta hacerlo añicos, que sea una voz sin importancia en el plano político nacional».

También trataron de parar su resiliencia con aspiraciones presidenciales que estaban impedidas constitucionalmente, donde se sabía que la única opción con liderazgo para garantizar permanecer el PLD en el control de la administración pública era y es Leonel, y a pesar de todo, no paraban ni paran con sus inexplicables obsesiones opositoras, pero la población en una franca mayoría lo sigue y hasta lo reclama, ¿y entonces?

Van a convertir a Leonel con sus actitudes irracionales en una víctima, lo que provocará que su popularidad siga creciendo y se afiance cada día un poco más y más, ratificándolo como lo que es, un gigante de la política dominicana.

Digo, eso es lo que están dando a entender desde las mismas entrañas del Estado, que la fortaleza y la popularidad de Leonel, deben juntarse todos y un poco más para intentar sin muchas garantías de éxitos, poder detenerlo, y solo por una causa muy fuerte es casi seguro que fracasen; con el pueblo nadie se mete, si éste dice, es por ahí que voy, nada ni nadie lo impide; no importa que controlen y utilicen los recursos del erario para evitarlo.

Ahora bien,  si  coyunturalmente  y  retorciendo los procesos del devenir histórico intervienen

las manos del hombre con sus mezquindades, es casi seguro, que en esta misma coyuntura, el objetivo principal no se va a lograr, y el Poder no es verdad que en esta situación se va a conservar, y de mantenerse en el mismo, no van a poder dormir tranquilos, lo que de una forma u otra afectará el desenvolvimiento económico y con ello, el de toda la Nación.

No juguemos a ponerles un stop al crecimiento económico para cambiarlo por la intranquilidad.

Los sustitutos naturales de los peledeístas en el Estado, los del Partido Revolucionario Moderno (PRM), no lucen ni están compactos, y la sed de los mismos, va a reducir el caudal del erario tal cual cuando entra un rebaño hambriento a una pradera con el pasto nuevo, en crecimiento, aunque amenazado por varias plagas.

En definitiva, no le pongan obstáculos desde la casa a este verdadero titán, porque en realidad, Leonel si es verdad que está en plena capacidad y con experiencia para darnos los mejores aportes para seguir afianzándonos en el plano económico y social.

Autor: José Núñez

Anuncios

Comenta