Errores procesales causan muerte mujer en penal abreviado

Por Jhon Garrido miércoles 6 de noviembre, 2019

La responsabilidad a que me refiero es a los errores procesales. El culpable será quien la mate.

Juez y fiscal son operadores del sistema penal, cada uno tienes roles, funciones bien delimitadas y muy precisas en el código procesal penal.

Tanto la Constitución como la ley procesal penal ordenan y establecen que fiscales y tribunales pueden procurar la solución del conflicto penal por la vía de un acuerdo antes de apelar a una sentencia condenatoria. Es decir, están autorizados a promover una solución alternativas distintas a una condena.

En los últimos días se han suscitado muerte de mujer post acuerdo penal, y esto ha causado mucho impacto en la sociedad, a los cuales se trata de buscar quien es culpable, quien fallo o donde está el error entre las autoridades penales.

Para buscar donde está el posible error analizaremos la figura del penal abreviado, que es donde se produce la mayor cantidad de muerte de la mujer. Al final, el lector estará en condición de darse a sí mismo, la repuesta de cual autoridad penal (fiscal o juez) es el culpable de los errores procesales que terminan con la muerte de la mujer.

Un penal abreviado no es un acuerdo conciliatorio ni una solución alternativa al juicio o a una condena. Es un juicio penal que termina con una condena o un descargo del imputado. Este juicio es conocido por el juez de la instrucción. El mismo tiene unos requisitos que deberá cumplirse para ser admitido. Estos requerimientos son los siguientes; que el delito tenga una pena inferior a los 20 años; que el imputado admita los hechos, acepte el penal abreviado, acuerda con el fiscal el tipo de pena y pague los daños a la víctima y finalmente el abogado del imputado afirme que el imputado acepto este acuerdo con el fiscal y la víctima.

Si están presentes estas causales (las cuales debieron en primer lugar ser revisadas por el fiscal) se presentara la acusación al juez de la instrucción. El juez deberá verificar rigurosamente si concurren los requisitos que exige el legislador para este juicio, y declara admisible dicha acusación. Luego el juez fijara una audiencia para debatir pruebas y sobre la responsabilidad penal del imputado. La audiencia deberá terminar  con una condena o una absolución. Si los requisitos exigidos por la ley no está presente, el juez declarar  inadmisible la acusación y ordena al fiscal continuar con la investigación. Esto es lo que ordena la ley procesal penal.

Fijaos bien, el penal abreviado no es un acuerdo con el juez o que involucra a este funcionario. Es un acuerdo entre imputado, fiscal y víctima, el cual se presentara al juez de la instrucción mediante una acusación para que el juez realice un juicio oral y contradictorio.

Que se hace en la actualidad. Veamos.

En la actualidad el fiscal por aumentar su estadística y por terminar pronto el caso no verifica las exigencias procesales.

De igual forma, el juez de la instrucción no confirma las obligaciones procesales (requisitos), no practica un juicio penal, no debate sobre pruebas, no escucha a nadie, no hay contradicción, en fin no hace una audiencia como manda la ley, más bien, se inventa una homologación de esta acusación. La  homologación como institución procesal no existe en materia penal ni mucho menos en este tipo de juicio penal abreviado. Lo que ordena el código procesal penal es practicar un juicio oral y contradictorio, en donde se produzcan pruebas y se declare la culpabilidad o no del imputado. Pero esto no se hace.

A esas a distorsiones procesales se le suma que el juez de la instrucción aplica al penal abreviado una suspensión condicional de la pena. Es decir, en la homologación (una aberración procesal) el juez suspende la pena y lo deja en libertad.

En primer lugar la suspensión de la pena no es una competencia del juez de la instrucción. Quien puede suspender una pena es el juez de juicio y en ocasión de un juicio. Además la suspensión de la pena no aplica para el juicio penal abreviado. La ley no facultad al juez de la instrucción a suspender condicionalmente la pena.

Finalmente, el juez de ejecución de la pena tiene una función procesal penitenciaria cuando se aplica un penal abreviado. Una vez condenado el imputado, este deberá vigilar, fiscalizar y supervisar el correcto cumplimiento de la pena que se le impuso al imputado en ocasión de un penal abreviado. Es decir, este funcionario también unas funciones respeto al condenado en el penal abreviado.

Como se podrá observar, la muerte de una mujer post penal abreviado es por fallas procesales. El juez de la instrucción no confirma los requisitos exigidos por la ley, no hace un juicio, no produce pruebas, suspende la pena impuesta, se inventa una homologación y finalmente el juez de ejecución no ejerce sus funciones de vigilar, supervisar y fiscalizar la pena que debió ser impuesta al condenado respeto a un penal abreviado.

El procedimiento del penal abreviado está establecido en el artículo 363 y siguientes del código procesal penal. Valla usted, léalo, verifique y analice.

Quien es el culpable de estas fallas procesales que permiten la muerte de la mujer. Saque usted sus propias conclusiones.

 

John Garrido.

 

Anuncios

Comenta