Erdogan viaja a Rusia para tratar con Putin sobre la situación en Siria

Por El Nuevo Diario Jueves 9 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, ANKARA.- El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se reunirá mañana, viernes, en Moscú con su homólogo ruso, Vladimir Putin, para tratar sobre la situación en Siria y fortalecer las relaciones bilaterales.

La última reunión en Rusia entre Erdogan y Putin tuvo lugar el pasado agosto y escenificó la recomposición de las relaciones tras las tensiones por el derribo de un cazabombardero ruso en noviembre de 2015 por parte de las Fuerzas Aéreas turcas cerca de la frontera con Siria.

Después de ese encuentro ambos mandatarios volvieron a verse en privado en Estambul el pasado octubre durante el Congreso Mundial de Energía y han mantenido varios contactos telefónicos.

"Siria va a ser el asunto más importante en mis conversaciones con Putin", declaró Erdogan a la televisión pública turca TRT, y aseguró que también trataría sobre la situación de la localidad siria de Manbech, en manos de una alianza de fuerzas árabes y kurdosirias.

Mientras que Turquía apoya a milicias rebeldes en el noroeste de Siria, Rusia respalda a las fuerzas gubernamentales y es el principal valedor internacional del presidente sirio, Bachar al Asad.

Turquía entró en el noroeste de Siria el pasado agosto para expulsar de sus fronteras al grupo yihadista Estado Islámico (EI) y frenar los avances de las milicias kurdo sirias de las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG), a las que considera una mera filial del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), activo en suelo turco.

El Gobierno turco ha declarado reiteradamente que su objetivo es "limpiar" Manbech de las milicias kurdas, que Ankara considera terroristas, pero reciben apoyo de Estados Unidos, que las considera un aliado esencial contra el Estado Islámico.

En un pequeño espacio de territorio en el noroeste de Siria hay milicias sirias rebeldes apoyadas por soldados turcos, el Ejército regular sirio respaldado por Rusia y las YPG, protegidas por EEUU.

Esta semana los jefes de los Estados Mayores de Rusia, Estados Unidos y Turquía mantuvieron una reunión de dos días en la ciudad turca de Antalya para mejorar la cooperación militar en Siria e Irak y evitar posibles enfrentamientos entre sus tropas.

En los últimos meses Turquía y Rusia, pese a apoyar bandos opuestos en el conflicto sirio, han desarrollado una gran cooperación e impulsaron la última tregua en Siria y auspiciaron la ronda de negociaciones de Astaná.

Ankara confía en que el encuentro sirva también para mejorar las relaciones económicas -especialmente en los sectores del turismo y la energía- y se prevé la firma de varios acuerdos bilaterales.