Encuentran culpable de robo de pintalabios a hispana  que  ganó US$1MM en la lotería

Por Miguel Cruz Tejada jueves 12 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK.- La enfermera hispana Yokatia E. Rodríguez, de 40 años de edad y que se ganó 1 millón de dólares en la lotería de Massachusetts, fue hallada culpable ayer por el robo de cinco pintalabios valorados en $SU80 en una tienda de la cadena Kohl en la ciudad de Tewksbury.

Ella fue  a la tienda a comprar artículos en las navidades del año pasado,  y supuestamente se robó los lápices labiales que mezcló con las otras mercancías  por las que pagó  $519.66.

Se cree que la mujer sufre de cleptomanía (enfermedad del robo), debido a que se convirtió en millonaria tras recibir el premio que obtuvo en el raspadito “Cash Word” de la lotería.

El juez Robert Stephen le ordenó pagar una multa de $2.000 dólares y 30 días en la cárcel del condado de Rockingham si no vuelve a violar la ley durante un año.

La mitad de la multa y la sentencia serán anuladas, si ella no comete otros delitos.

Rodríguez fue detenida por el agente de prevención de pérdidas de la tienda Kohl, Michael Frawley, el 21 de diciembre de 2016.

Frawley dijo a los investigadores que observó a Rodríguez en la cámara de vigilancia mientras intentaba abandonar la tienda sin pagar por algunos de los artículos en su carrito de compras. Estaba acompañada por su hijo de 14 años.

Un recibo presentado como evidencia demuestra que Rodríguez pagó $ 519.66 de mercancía ese día, pero no los cinco lápices labiales.

Su abogado, Patrick Arnold, dijo que Rodríguez toma medicamentos porque sufre del Trastorno de Déficit de Atención / Hiperactividad (ADHD), que puede conducir a desafíos de concentración.

Rodríguez dijo en el estrado que absolutamente no trató de robarse nada.

“Faltaban cuatro días para la Navidad, estaba agitada y  de compras para mis hijos”, le dijo al juez.

Frawley explicó a la corte que tenía un ojo en la sección de cosméticos de la tienda porque es su zona de mayor pérdida.

“Es caro y no hay cupones para ello”, dijo. “Perdimos alrededor de $ 15,000 en ese solo departamento el año pasado”, explicó el encargado de seguridad.

Él dijo que continuó observando mientras Rodríguez y su hijo se acercaban a una caja registradora. El muchacho parecía estar estresado cuando llegó el momento de pagar, dijo Frawley.

“Parecía muy nervioso de repente”, según el empleado de Kohl. Estaba dando vueltas y poniendo sus manos alrededor de su cuello”.

Frawley y Rodríguez testificaron que durante una conversación en la oficina de prevención de pérdidas, ella admitió que le dijo a su hijo que pusiera cosas en el mostrador para pagar.

“Buscó mi nombre en Google y vio que acababa de ganarme $1 millón”, dijo la enfermera.

“Él estaba casi en mi cara y gritándome como si yo no fuera nadie”, agregó la mujer.

“Me acusaba falsamente, era irracional, gritaba y gritaba, lo único que no hizo fue golpearme”, relató Rodríguez.

Ella dijo que se ofreció a pagar por los productos cuando se le preguntó por primera vez sobre ellos.

El fiscal Jason Grosky replicó que Rodríguez jugó un papel activo en la escalada de argumentos, diciendo que  se  convirtió en quien no era y había estado viviendo un sueño, donde tenía mucho dinero en el banco.

El juez Stephen, a pesar de escuchar sobre cómo Rodríguez obtuvo $650.000 dólares en ganancias de la lotería, dijo que no iba a tener ninguna consideración durante la sentencia.

“Usted puso a un niño de 14 años en una posición horrible, no sólo envió el mensaje equivocado de crianza”, dijo el magistrado. “Pero entonces, en la primera oportunidad de explicar esto, lo culpabas, fue una decisión muy mala de tu parte, la cárcel es razonable por eso”, agregó el juez.

El defensor de Rodríguez no dijo si presentaría una apelación ante el Tribunal Superior.

 

 

Apple Store Google Play
Continuar