En defensa de doña Emma: Difícil lidiar con politiqueros

Por Francisco Rafael Guzmán

Alguien de nombre Tomás Vidal Rodríguez se destapa con un artículo, publicado en El Nacional digital el sábado 5 de marzo del presente año, el que tiene por título: Emma Polanco Falló en Promesas de Transformar UASD. No sé quién la persona que escribe ese citado artículo, pero me parece que, consciente o inconscientemente, el artículo está escrito como si su autor tuviera una inquina contra la actual rectora de la UASD. La mala voluntad no es la mejor consejera para el ser humano orientar su accionar.

Dicen que una mentira repetida muchas veces se convierte en verdad, creo que es así, pero a la larga se hace daño el que se vale de ella para su beneficio personal, ya que a la corta o la larga su ardid o estratagema es develado. Probablemente esa persona no aspire nunca a dirigir la UASD, o quizás aspire en otro momento, pero ahora su intención puede ser la de favorecer a un candidato cuya gestión podría proyectarse como diferente a la de ella.

A mi entender, creo que no me falta el rigor al emitir este juicio, a la rectora Dra. Emma Polanco Melo la defiendo porque creo que su gestión ha sido buena. Hay que ubicar su gestión en el justo sitial histórico que debe corresponderle a la Universidad Autónoma de Santo Domingo, la cual no ha  dejado de ser nunca Autónoma, pública, Estatal y popular, siguiendo en esencia mística y filosofía correspondiente al Movimiento Renovador, después de la Guerra de Abril. Debe gestionarse la UASD como una entidad pluralista y democrática, abierta a todas las corrientes sanas del pensamiento humano, aportando al Estado toda la asesoría en materia del quehacer científico y recibiendo de este el presupuesto que necesita para manejarse adecuadamente.

 

La Dra. Emma Polanco comenzó en su cargo rectora desde mediados del 2018, 16 de julio, fecha que el autor de dicho artículo la menciona, pero antes de hacer criticas carentes de fundamentos debió de destacar la fortaleza de la gestión de ella con la buena imagen ante la opinión pública y como han mejorado las relaciones públicas de la UASD. Si casi han sido nulas las protestas estudiantiles, como reconoce el autor del citado artículo, se debe a que quien dirige sabe manejar el conflicto en la entidad que le ha tocado dirigir.

En cuanto lo que dice Tomás Vidal Rodríguez de que “…no cumplió con las ofertas de mejorar las aulas, laboratorios, oficinas, el comedor y las bibliotecas… ”, hay mucho que cuestionar de ese artículo. En primer lugar, lo de las aulas no es un problema de tan fácil solución, pero cito al autor a que vaya por la Facultad de Ciencias Económicas  y Sociales y otras plantas físicas para que compruebe que no es cierto lo que él está diciendo.

Ahora bien, si bien puede ser que se esté haciendo mejoras de aulas y de laboratorios con recursos propios de las facultades y con donaciones en algunas facultades, pero es en la gestión de Emma Polanco. Lo de la Biblioteca, aunque el autor  dice las bibliotecas, si parece que hay deficiencias, pero esto nos hace recordar una conferencia del Dr. Lorenzo Guadamuz cuando dijo: “dile adiós a las bibliotecas”, anunciando la era digital. Se llaman bibliotecas por los libros; pero los libros impresos ya son un lujo de pocos, aunque creo que no debemos renunciar a ellos, porque no todos están digitalizados y todavía no todo estudiante dispone de una laptop y de internet. Si ha habido mejoras en el comedor, creo que sería una proeza de la gestión de Doña Emma, porque el gobierno de Danilo Medina maltrato tanto a la UASD durante dos y al final de esos dos años vino la pandemia que aún no termina.

Ahora voy a decir algo: Doña Emma se merece respeto. Ha sabido manejarse con mucha mesura a su paso por la gerencia en la UASD en diferentes posiciones, tal vez ha cometido errores pero no son tan graves. Es un ser muy digno y debe ser respetada, no por su condición de mujer pura y simple, si no por su muy merecida dignidad, además de ser capaz en lo académico y como gerente.   En este caso, el autor de este breve artículo no cuestiona a Tomás Vidal Rodríguez y no defiende a la rectora de la UASD por un interés puramente personal, es por un interés de toda una colectividad, el derecho a la educación superior de los sectores y las clases populares.

El día que un rector o una rectora de la UASD esté de acuerdo con que esa entidad se pasada en Fideicomiso a una entidad fiduciaria, es decir, este de acuerdo con su privatización ahí estaremos en contra de ese rector o de esa rectora. Yo creo que una próxima gestión en la UASD debe apuntar hacia el horizonte de que la Primada de América tiene que fortalecer su esencia y la vocación de servir al país como entidad del Estado debe revivirse y asesorar a este en materia de conocimientos científicos para el bienestar del país. Yo creo que la Dra. Emma Polanco deja muy buen legado para que una nueva gestión lo tome de referente. Ya está bueno de inquinas, el año pasado hubo lo mismo y por dos ocasiones contra la Dra. Rosel Fernández, muy probablemente la próxima  vicerrectora docente, pero ya está bueno para esas diatribas. Respetemos las académicas y los académicos más dignos, para una UASD cada vez más digna y también una sociedad mas digna.

 

Por Francisco Rafael Guzmán F.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar