En conclusión; Mateo Aquino Febrillet se mató él mismo!

Por Lorenny Solano Martes 14 de Marzo, 2017

Al parecer las suposiciones de que se buscaría otro culpable del asesinato al ex rector de la UASD, Profesor Mateo Aquino Febrillet no eran tan descabelladas. La audiencia de este lunes fue algo tan vergonzoso y al mismo tiempo tan increíble que solo nos deja una conclusión; Mateo Aquino Febrillet se mató el mismo.

Según la exposición de la defensa del imputado Blas Peralta, como la fiscalía no presentó la prueba de parafina que demuestra el origen de la bala que asesinó al ex rector, significa que no fue él quien disparó y que deben buscar el culpable en otro lado.

Este circo de mala muerte pretende hacerle creer a la justicia y al pueblo dominicano que no fue Peralta quien disparó y que en vez de juzgarlo a él deben buscar al verdadero culpable.

Que asco de sistema, que falta de ética de los abogados, prestarse para semejante artimaña con tal de conseguir liberar a un hombre que se inculpó solo, y que gracias a los videos de seguridad del 911 fue que se pudo descubrir que la persecución fue hecha en su vehículo y que a pesar de que él quiso armar una coartada yendo a un canal de televisión a decir que no tuvo nada que ver las imágenes de lo sucedido hablaron solas.

La audiencia de hoy trajo detalles que no fueron sorpresa, como que ya no hay testigos que digan quien los perseguía, las razones y lo que verdaderamente sucedió ese once de marzo, sin embargo, aunque ambos testigos principales hayan desestimado de sus querellas, no significa que no deban presentarse ante la justicia a declarar lo que pasó ese día.

Lo curioso es que tanto el chofer de Aquino Febrillet como el aspirante a diputado Eduard Montas por quien se originó la discusión que dio paso a la persecución donde asesinaron a Febrillet, ambos desestimaron de sus querellas al mismo tiempo, con solo días de diferencia y con la misma excusa; según ellos estaban preocupados por la salud mental y emocional de sus familiares, lo que nos mueve a pensar qué hubo detrás de esa decisión.

Otro punto curioso es por qué si desde el principio se dijo que las pruebas de balística arrojaron que fue del arma de Blas Peralta que salió la bala que segó la vida de Aquino Febrillet, cómo es que el Ministerio Público no presentó esa prueba como elemento principal? Qué está pasando ahí? Dónde están los que deben presentar el expediente y los elementos probatorios de culpabilidad de los imputados? Podrá el dinero más que la justicia?

Estas son solo algunas de las cuestionantes que nos abordan luego de ver los resultados de la más reciente audiencia que va por la número dieciséis, y qué decir del también asesinado periodista Blas Olivo que hoy fue reenviado nuevamente a juicio de fondo en Monseñor Nouel, contándose en el próximo mes de abril dos años de su cruel asesinato y donde aún no se tiene ningún culpable condenado.

Y no se sorprendan si al final la defensa de los imputados de ambos casos determina que en vez de un homicidio lo que ocurrió fue suicidio.