Empresarios presidenciales

Por Manuel Hernández Villeta viernes 7 de julio, 2017
 
Los empresarios quieren romper la regla del juego. Desean meterse de lleno en la política, sin pasar por el partidismo. Quieren que en un futuro un empresario llegue a la presidencia de la Repùblica. Están dando pasos hacia ese objetivo. Queda por ver si da buenos resultados.
De hecho, hay malas experiencias en el país cuando los empresarios incursionan directamente en el partidismo. De hecho, ellos siempre están en la actividad  política y una muestra es que son uno de los pilares de sustentación de los partidos políticos.
Son esos mismos empresarios que patrocinan una charla del presidente de la Junta Central Electoral para jalar las orejas de los partidos sobre sus financiamientos en campaña electoral. Hay un viejo dicho que reza que los comerciantes le dan dinero a todos los partidos, dependiendo el monto de acuerdo con su importancia y popularidad.
La jugada de hoy no es seleccionar a un hombre del sector político para que represente a los empresarios, que le patrocinarían la campaña. La idea es más osada, que directamente un empresario vaya a ocupar los cargos.
Una primera parte del experimento les dio resultado. El alcalde del Distrito Nacional puede que no sea un empresario en todo el sentido de la palabra, pero fue escogido para ser punta de lanza de un proyecto presidencial a futuro. Otros segmentos empresariales quieren impulsar a sus propios candidatos.
Pero el pueblo no puede tener confianza en una fórmula  formada a la carrera, con el patrocinio de sectores que en muy pocos casos han demostrado tener sensibilidad social. Es más, muchos de ellos han obstaculizado conquistas tan simples como un reajuste salarial o la cobertura del seguro social.
Además, dentro del sistema político dominicano es prácticamente imposible que un candidato pueda ganar con un accionar independiente de los partidos existentes. Ante las fricciones de los  partidos políticos, ya podrían  forjar  un acuerdo de candidatura, y eso si es posible.

Empresarios presidenciales, los negocios y la politica…

Si quieren llegar a las masas populares, los empresarios metidos a partidistas tienen que tener un programa para realizar en caso de llegar al Palacio Nacional. Si golpean a los políticos por ser demagogos y oportunistas, no están libres de pecado y ser medidos con la misma vara de opinión.
Por demás el pueblo es soberano. Tiene todo el derecho de elegir a quien le venga en gana. Lo único a reclamar es que las votaciones sean libres y democráticas. Todos tiene derecho a aspirar, pero el que no esté dispuesto a soportar un baño de pueblo mejor que siga con saco y corbata al frente de sus empresas. ¡Ay!, se me acabó la tinta.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar