Empresarios esperan de la clase política un manejo con responsabilidad de cara a las elecciones

Por El Nuevo Diario domingo 1 de diciembre, 2019

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-El presidente de la Asociación Nacional de Empresas e Industrias de Herrera (ANEIH), ingeniero Leonel Castellanos, advirtió que los sectores productivos esperan de la clase política un manejo con responsabilidad y prudencia de cara al proceso electoral del 2020, que tendrá condiciones diferentes a otros comicios con la implementación del voto automatizado.

Entrevistado por el periodista Federico Méndez, en el programa Esferas de Poder, que se transmite los domingos de 8:00 a 9:00 de la mañana, por RNN Canal 27, manifestó también que la Junta Central Electoral tiene que inspirar confianza en el proceso que se va a llevar a cabo.

Castellanos entiende que en mayo y febrero deben desarrollarse elecciones transparentes y que reflejen la voluntad y confianza de la ciudadanía.

“Nosotros esperamos madurez de la clase política, aspiramos a un país donde haya una estabilidad política, económica y social”, acotó.

Indicó que los reclamos luego de las primarias del 6 de octubre generó una incertidumbre, que trajo como consecuencia una disminución en el ritmo de crecimiento en el país, incluyendo muchos sectores que “recogieron”, en cuanto a la inversión “y eso impactó de manera negativa al país”.

Castellanos observó que en cuanto al voto automatizado hay diferencias entre los partidos, pero es difícil que haya unanimidad entre los actores políticos, como aspira la JCE.

Entiende que el sistema automatizado debe ser supervisado por expertos en la materia, con el propósito de llevar tranquilidad a la hora de que se emitan los resultados de las votaciones.

“Al final lo que queremos es un proceso transparente, sano y confiable para la ciudadanía, cualquiera que sea, pero que lo decidan los partidos políticos”, adujo.

El dirigente empresarial sostuvo que el país ha demostrado tener madurez política y se ha mantenido la institucionalidad en los procesos de reclamo de la ciudadanía, en comparación con lo que ocurre en otros países.

Castellanos proclamó que hay que mantener el ambiente de estabilidad que existe en el país, por encima de todo.

Informalidad es superior al 50%

El presidente de ANEIH advirtió que el índice de informalidad en la micro, pequeña y medianas empresas sigue rondando por encima del 50%, lo cual es preocupante para un país que no tiene garantizado el servicio de salud para la mayoría de las personas.

“No ha bajado, yo creo que no se están tomando acciones para que eso disminuya, nosotros seguimos con niveles de informalidad por encima del 50%”, acotó Leonel Castellanos.

Indica que por esa razón impulsan mucho la formalidad entre esas empresas, porque en esa medida sus trabajadores entrarían en ese renglón, que implica que tendrán seguridad social y salud garantizada.

Abogó por mecanismos de incentivo para que las empresas que están en la informalidad, pasen a la formalidad.

“Según los últimos informes que tenemos, más del 90% de la masa laboral formal que existe en el país está en la micro, pequeña y mediana empresa, eso mide la importancia que significa ese sector para la economía nacional”, significó.

Observa que esto significa que el Estado debe impulsar políticas públicas que contribuyan al desarrollo de ese sector.

“Hay que crear mecanismos que no mutile la iniciativa privada para el desarrollo y la creación de empresas, nosotros siempre hemos dicho y creemos en un país donde el empleo se genere a través del sector privado”, argumentó.

Castellanos entiende que el sector público no debe seguir siendo el principal empleador del país.

Calificó como muy positiva la medida tomada por el Banco Central, sobre la liberalización de los recursos del encaje legal a una tasa de interés baja para que se distribuyera en los sectores industriales, comerciales, de servicios y la construcción con el propósito de que se dinamizara la economía.

Castellanos indica que se espera que a partir del último trimestre del año comience a reflejarse la inyección en la masa monetaria, la que, sin embargo, entiende hace presión a la tasa cambiaria.

Indicó que originalmente, el crecimiento de la pequeña y mediana empresa fue de un 7%, a principios del año, pero se estima que terminará el año con un 4.5% o un 4.7%.

“Lo que significa que no llegamos a las expectativas que aspirábamos, fruto de todo lo que ocurrió durante el año, esa incertidumbre generada por las pasiones políticas, los problemas de los partidos políticos, que generó gran incertidumbre en el país”, subrayó.

Castellanos aseguró que esos factores políticos, conjuntamente con el entorno internacional, que tuvo que ver con la guerra comercial entre China y los Estados Unidos, lo cual se suma a la crisis reputacional que a partir del segundo trimestre del año afectaba el sector turismo.

Manifestó que esa situación en el turismo causó un impacto negativo en el desempeño de la economía, en sentido general, “sobre todo a todos los sectores productivos nacionales que se encadenan con el sector del turismo”.

Sin embargo, el dirigente empresarial expuso que según los indicadores se espera que en el último trimestre del año el sector turismo tenga un relanzamiento positivo.

 

 

Anuncios