Empresarios de Bolivia advierten que política salarial agrava empleo precario

Por El Nuevo Diario martes 25 de abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, LA PAZ.- La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) advirtió de que, de concretarse el aumento salarial ofrecido por el Gobierno a la central obrera, se agravará la precarización del trabajo y la inestabilidad de las empresas.

El presidente de la CEPB, Ronald Nostas, expresó su posición en declaraciones a Efe a propósito de la propuesta del Gobierno de Evo Morales a la Central Obrera Boliviana (COB) de un aumento para este año del 6 % al salario mínimo y de 5 % al salario básico o de contratación.

"Lamentablemente, de materializarse esta propuesta, consideramos que inevitablemente se van a generar situaciones muy difíciles que acrecentarán la precarización del trabajo, la inestabilidad de las empresas y la informalidad", enfatizó Nostas.

Los empresarios bolivianos quedaron otra vez este año excluidos de las negociaciones para definir el aumento salarial que realizan el Gobierno y la COB, la matriz de todos los sindicatos del país.

Nostas cuestionó que Bolivia no haya logrado resolver el problema que supone la aplicación de una política salarial de largo plazo que logre un equilibrio entre "las demandas de los trabajadores, la estabilidad de las empresas y la sostenibilidad del empleo".

Esa política, agregó, debe establecer reglas claras que permitan mecanismos eficientes y justos para ajustar los salarios con base en resultados, objetivos y contextos, guiados por la realidad económica "y no tanto por la capacidad de negociación o de presión".

Enfatizó que el aumento salarial debe ser el resultado del análisis de la inflación y el crecimiento, pero también de variables como la productividad, las perspectivas de las empresas en un entorno de desaceleración y de factores que permitan al sector privado y el Estado mantenerlo, sin poner en riesgo la estabilidad.

"Es evidente que ninguna de estas variables se ha considerado para plantear la cifra de incremento, tanto del salario mínimo como del salario básico", sostuvo el líder empresarial.

Actualmente, el salario mínimo pagado en bolivianos equivale a 259 dólares, mientras que el salario básico o de contratación varía en el sector público o privado y por el grupo ocupacional.

Nostas también llamó la atención sobre el "sistema complejo y poco visible" que se activa con cualquier cambio en el salario básico y en el mínimo, incidiendo en primas, bonos y beneficios legales, que incrementan la presión salarial sobre el empleador, "afectando, en conjunto, la propia sostenibilidad de las empresas".

Consideró que "otro grave defecto" para tratar el tema es la visión "estandarizada" que el Gobierno y la COB tienen sobre el sector empresarial, sin tomar en cuenta las diferencias por regiones, sectores, rubros y por el tamaño de las compañías.

"Si bien sectores como la banca, las comunicaciones y la construcción muestran resultados y perspectivas importantes de crecimiento, también los hay otros como la agricultura, el comercio e incluso la industria, que no solo han reportado decrecimiento, sino que sus perspectivas para este año no son promisorias", dijo.

Además, resaltó la "insostenible" situación que enfrentarán las pequeñas y medianas empresas, que son mayoría en Bolivia, si son obligadas a pagar un aumento similar al de las grandes compañías.

No obstante, reconoció que, de forma general, el empresariado creció junto con la economía del país, sobre todo en algunos sectores gracias al aumento de la demanda interna, la inversión pública y social y la estabilidad macroeconómica, política y social.

"Actualmente, como el país, nos encontramos en una buena situación, pero es evidente que la tendencia es al decrecimiento y la inestabilidad en la mayoría de las empresas", sostuvo.

Asimismo, destacó que la inversión privada actual es de 2.400 millones de dólares, que ha se ha triplicado entre 2005 y 2015, y que el sector crea 8 de cada 10 empleos, pero "no siempre" se encuentra "con un Estado que comprenda y acompañe los esfuerzos".

Nostas dijo que, después de haber sido excluidos del debate sobre salarios, ahora depende del presidente Morales la decisión final y el sector espera que se tomen en cuenta sus argumentaciones.

El gobernante, que asiste hoy a una sesión de Naciones Unidas sobre derechos indígenas, tiene previsto reunirse mañana en La Paz con el líder de la COB, el minero Guido Mitma, para definir el aumento salarial, que previsiblemente será anunciado el próximo lunes 1 de Mayo, para conmemorar el Día del Trabajador.