Embajador norcoreano dice que expulsión de Malasia daña gravemente relación

Por El Nuevo Diario Lunes 6 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, BANGKOK.- El embajador de Corea del Norte en Kuala Lumpur, Kang Chol, dijo hoy que su expulsión de Malasia "está dañando gravemente las relaciones bilaterales", cuando llegó al aeropuerto para abandonar el país poco antes de que se cumpla el ultimátum dado por las autoridades malasias.

El diplomático, que el sábado fue declarado persona "non grata" por el Ejecutivo malasio, expresó estar "gravemente preocupado por la extrema medida" tomada tras el supuesto asesinato de Kim Jong-nam, hermano mayor del actual líder norcoreano, Kim Jong-un, en Kuala Lumpur.

"(Malasia) está dañando gravemente las relaciones bilaterales que hemos mantenido durante más de 40 años", manifestó Kang Chol a las puertas de la terminal de salidas del aeródromo, según Channel News Asia.

La orden de expulsión fue emitida después de que el diplomático rechazara disculparse por sus comentarios críticos con la investigación de la muerte en Kuala Lumpur de Kim Jong-nam, hermano mayor del actual líder norcoreano, Kim Jong-un, y no compareciera a una cita convocada por el canciller malasio.

El emisario calificó de "parciales" las pesquisas que concluyeron que Kim Jong-nam murió el 13 de febrero tras ser asaltado en el aeropuerto de Kuala Lumpur por dos mujeres que le frotaran la cara con el agente nervioso VX.

Pyongyang sostiene que la muerte fue causada por un ataque cardíaco y acusó a las autoridades malasias de conspirar con sus enemigos.

El viceprimer ministro de Malasia, Ahmad Zahid Hamidi, acusó a Kang Chol de querer manipular el crimen, que según las autoridades de Corea del Sur fue cometido por agentes norcoreanos.

Hasta el momento, las autoridades malasias han detenido e imputado por asesinato a las dos mujeres, una indonesia y una vietnamita.

También detuvieron a un químico norcoreano que fue liberado sin cargos y deportado a su país el viernes.

Además, reclaman a cuatro norcoreanos que huyeron del país el mismo día del crimen acusados de planear la acción y reclutar a los dos mujeres, y a un empleado de la aerolínea estatal norcoreana Koryo que se habría refugiado en la embajada.

Las autoridades malasias igualmente han pedido entrevistar al segundo secretario de la embajada norcoreana, que goza de inmunidad diplomática, quien fue visto junto al empleado de Koryo despidiendo en el aeropuerto a los cuatro sospechosos.