Embajada de República Dominicana en Nicaragua celebra independencia

Por domingo 26 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La Embajada de República Dominicana en Nicaragua celebró el 173º aniversario de la Independencia Nacional con la participación activa de la comunidad dominicana radicada en la tierra de Sandino y Rubén Darío.

El evento con motivo de la Fiesta Nacional se inició a las 10:00 am con la colocación de una ofrenda floral ante el busto del Padre de la Patria, Juan Pablo Duarte, ubicado en la sede de la Misión diplomática en Managua, la capital nicaragüense.

Representantes del sector empresarial, autoridades locales, el expresidente Arnoldo Alemán y esposa, diputada María Fernanda Flores de Alemán, Jamileth Bonilla, diputada del Parlamento Centroamericano (PARLACEN), el cónsul honorario, René Terán y señora de Terán, el presidente de la Cámara Nicaragüense Dominicana de Comercio, Mauricio Zacarías (CANIDOM), fueron parte de los asistentes a la concurrida celebración del 173º aniversario de nuestra independencia en ese hermano país centroamericano.

Luis José González Sánchez, embajador dominicano en Nicaragua, señaló la importancia de la gesta libertaria ideada y ejecutada por el Patricio Juan Pablo Duarte y una pléyade de valiosos jóvenes patriotas comprometidos con la libertad de un pueblo dispuesto a ser libre.

El diplomático resaltó el arrojo de los forjadores de la dominicanidad, en especial el papel protagónico que jugaron Francisco del Rosario Sánchez, Ramón Matías Mella, María TrinidadSánchez, Concepción Bona, entre otras brillantes figuras nacionales, para cristalizar la epopeya que dio lugar a la creación de la República.

Dominicanos interactúan en diálogo con el embajador

Durante el acto de celebración, los dominicanos presentes entablaron un conversatorio espontáneo y abierto con el Embajador Luis José González Sánchez en el que mostraron su interés por los temas del diario acontecer nacional.

Al ser cuestionado sobre temas como la inseguridad, educación, ejecutorias del Gobierno, planes nacionales, entre otros que mantienen la atención de la opinión pública del país, el representante diplomático aprovecho la ocasión para puntualizar que “pocos gobiernos han hecho tanto en tan poco tiempo” y enumeró una serie de logros ejecutados por el Gobierno de Danilo Medina Sánchez.

Señaló que la “revolución educativa” impulsada por el presidente Medina, no tiene precedentes en la República Dominicana. “Los miles de jóvenes beneficiados con la tanda extendida, y el impacto social que representa para las madres solteras dominicanas este programas, constituye una labor de humanismo en favor de la gente más desfavorecidas del país”, puntualizó González Sánchez.

También resaltó el alcance de las “visitas sorpresas”, un programa establecido por el presidente Danilo Medina desde inicio de su primer gobierno, y lo que éstas significan para un sector tan carente de atención como lo es nuestra clase campesina

Se refirió a Punta Catalina como una obra energética vital para el desarrollo nacional y que algunos sectores del país, desde la sombra, pretenden desvirtuar su valor estratégico, cuyos costos se compadecen con la envergadura de la obra y celebró la visión del presidente Medina para con el proyecto.

Mencionó otras obras del Gobierno, entre las que sumó el Teleférico, cuyo proyecto, expresó el representante diplomático, beneficiará a más de 300 mil personas.

En relación al tema de la corrupción, Luis José González Sánchez fue enfático al señalar que “el presidente Danilo Medina ha sido reiterativo al expresar que todo funcionario de su Gobierno que se le compruebe que ha incurrido en actos de corrupción, que se le aplique todo el peso de Ley”.

Luego del conversatorio de la comunidad dominicana con el embajador, se procedió a disfrutar de la rica gastronomía dominicana que incluyó un rico moro de guandules, el sancocho dominicano y canciones de nuestra exquisita geografía musical.

Posteriormente se procedió a oficiar una misa de Acción de Gracia realizada por el reconocido sacerdote dominicano en Nicaragua, padre Joselito, en ocasión del 173º Aniversario de la Independencia Nacional.