Elvis Presley como símbolo sexual

Por El Nuevo Diario domingo 21 de julio, 2019

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Elvis Aaron Presley fue uno de los cantantes estadounidenses más populares del siglo XX considerado como un ícono cultural y conocido ampliamente bajo su nombre de pila, Elvis. Se hace referencia a él frecuentemente como «El Rey del Rock and Roll» o simplemente «El Rey».

El atractivo físico y sexual de Presley fue ampliamente reconocido. En palabras del crítico Mark Feeney, «era hermoso, increíblemente hermoso». El director de televisión Steve Binder, quien no era un fanático de la música de Presley antes de ver el especial del regreso de 1968, informó: «soy totalmente hetero y tengo que decirles que te detenías a mirarlo ya fueras hombre o mujer. Él tenía esa buena pinta. Y si no sabías que era una superestrella, no había ninguna diferencia; si entraba a la habitación, se sabía que alguien especial estaba en tu presencia». El estilo de su actuación, tanto como su belleza física, fue el responsable de la imagen erotizada de Presley. En 1970, el crítico George Melly lo describió como «el maestro de la sonrisa sexual, tratando a su guitarra como si fuera falo y chica». En su obituario de Presley, Lester Bangs lo acreditó como «el hombre que llevó abiertamente el flagrante y vulgar frenesí sexual a las artes populares en Estados Unidos». La declaración de Ed Sullivan de que percibía una botella de soda en los pantalones de Presley, se hizo eco en rumores de un tubo de papel o una barra de plomo colocada de la misma forma.

Mientras que Presley fue comercializado como un ícono de la heterosexualidad, algunos críticos culturales han argumentado que su imagen era ambigua. En 1959, Peter John Dyer de la revista Sight and Sound, describió su rol en la pantalla como «agresivamente bisexual en apariencia». Brett Fermer colocó los «giros orgásmicos» de la secuencia de baile en El rock de la cárcel dentro de una serie de números musicales cinematográficos que ofrecen una «erotización espectacular, a la vez de una homoerotización de la imagen masculina». En el análisis de Yvonne Tasker, «Elvis fue una figura ambivalente que articuló una peculiar versión feminizada de la masculinidad de la clase trabajadora blanca como una pantalla de agresividad sexual».

Lo que reforzó la imagen de Presley como un símbolo sexual fueron los reportes de sus aventuras con varias estrellas de Hollywood, desde Natalie Wood en la década de 1950, pasando por Connie Stevens y Ann-Margret en los años 1960, hasta Candice Bergen y Cybill Shepherd en la década de 1970. June Juanico de Memphis, una de las primeras parejas de Presley, posteriormente culpó a Parker (mánager de Presley), de alentar a elegir a sus citas con fines publicitarios en mente. Sin embargo, Presley nunca se sintió cómodo bajo la escena de Hollywood, y la mayoría de estas relaciones eran insustanciales

Su música y su personalidad, fusionando los estilos del country blanco y el rhythm and blues negro, cambió permanentemente el rostro de la cultura popular estadounidense. Su popularidad fue inmensa, y fue un símbolo para la gente del mundo de la vitalidad, la rebeldía y el buen humor de su país.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar