Eloy Vargas cree que la selección nacional de baloncesto puede llegar a la Copa del Mundo

Por El Nuevo Diario miércoles 6 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, BOULAZAC.- El jugador Eloy Vargas cree que la selección nacional  de baloncesto puede llegar de nuevo a la Copa del Mundo y que, si lo hace, ganará más juegos.

“Si todos lo creemos, creo que podemos hacer algo especial por la República Dominicana”, comentó Vargas.

Hace algunos años, Eloy Vargas no estaba muy entusiasmado con la idea de ponerse la camiseta de la República Dominicana. Pero Orlando Antigua cambió su parecer.

Luego de asistir a John Calipari en el equipo nacional, Antigua se convirtió en el dirigente luego del Torneo Clasificatorio Olímpico FIBA 2012, y uno de los primeros jugadores que trajo al equipo fue Vargas. ¿Por qué les tomó tanto tiempo a los dominicanos conseguir a Vargas, un jugador tan bueno que llevó el uniforme de los Kentucky Wildcats, una potencia del baloncesto colegial estadounidense? Vargas nos lo explicó.

“Cuando tenía 15 años, me invitaron al equipo Sub-15 y no di la talla”, le dijo a FIBA.basketball. “No sé por qué, y me desanimé un poco, por lo que no quise ir a más torneos después de eso. Orlando es uno de los míos, es como si fuera mi mentor. Por lo que, cuando aceptó el trabajo, me necesitaba. Volví por él”.

Desde entonces, Vargas ha sido una pieza fundamental en el conjunto. No se ha perdido ningún verano con el equipo nacional desde que jugó en la Copa Continental Tuto Marchand de 2013. Recientemente, cruzó el Atlántico para participar en el primer par de Clasificatorios a la Copa del Mundo en el que su país decía presente, jugando en casa contra las Islas Vírgenes y Canadá.

La República Dominicana ganó ambos juegos.

“Lo de viajar es un poco difícil a veces por mi estatura, pero cuando puedo ir y jugar, quiero ir porque debes representar el lugar de donde eres”, dijo. “Mi pueblo natal está a solo 10 minutos de donde jugamos. Toda mi familia estaba allí, así que era muy importante para mí estar ahí”.

Vargas fue uno de los jugadores sobresalientes en el triunfo de 99-89 sobre un equipo excelente de las Islas Vírgenes el 24 de noviembre. Hizo 19 puntos, 11 rebotes y 2 robos de balón.

También ayudó a que los dominicanos finalizaran con 2-0, aunque jugara menos minutos, logrando así que el equipo tumbara a Canadá, 88-76.

Vargas dice que valió la pena el tiempo que invirtió viajando de vuelta a casa para los juegos.

“Es un honor para nosotros jugar a este nivel y mucho más en la República Dominicana —dijo—, jugar para la República Dominicana era algo con lo que soñaba cuando era niño. Siento mucha pasión a la hora de competir por mi país, mi gente y mi familia”.

Vargas es un recordatorio de cuán buena era la República Dominicana hace apenas unos años y de cuán exitosa todavía podría ser.

En la Copa del Mundo de Baloncesto FIBA 2014 en Bilbao, los dominicanos no eran los favoritos dentro del grupo que incluía a Estados Unidos, Turquía, Ucrania, Nueva Zelanda y Finlandia. No tenían al veterano estrella de la NBA, Al Horford, quien no ha jugado por el equipo desde el Torneo Clasificatorio Olímpico FIBA 2012 que se celebró en Caracas. No obstante, ganaron un par de juegos contra Ucrania y Finlandia.

Los quisqueyanos alcanzaron la Ronda de 16 y, aunque perdieron contra Eslovenia, su actuación en general dejó satisfechos a sus jugadores.

“En la Copa del Mundo nos unimos muchos, practicamos juntos por dos meses y todos los compañeros se incorporaron al concepto del equipo. Estábamos tratando de demostrar que todos estaban equivocados sobre nosotros —explicó Vargas— y ganar fue algo especial, sobre todo contra Ucrania y Finlandia. Salimos con un par de buenas victorias, así que estuvo bien”.

En los Clasificatorios a la Copa del Mundo, el equipo todavía deberá jugar contra el otro en su primer equipo de la primera ronda —las Bahamas—, pero estarán favorecidos cuando lo hagan en febrero. También se enfrentarán a Islas Vírgenes, esta vez de visitantes, en la próxima ventana.

“Jugaron maravillosamente contra nosotros en el primer juego —admitió el jugador—; tendremos que ir a su casa y pelear de la misma manera que lo hicimos”.

Un juego que Vargas anticipa que sea una lucha será el juego como visitantes contra Canadá.

“Tenemos que jugar contra Canadá en junio, así que tenemos que llegar listos para jugar. Sé que probablemente tendrán todos los jugadores que no tenían durante estas ventanas, así que vamos a tener que llevar lo mejor de nosotros para poder competir contra ellos”.

En los Clasificatorios a la Copa del Mundo, a los dominicanos les ayudó poder darles la bienvenida de nuevo a Eulis Báez. No había jugado en la FIBA AmeriCup 2017.

“Nos ayudó mucho con su experiencia y ayudó a los más jóvenes con el liderazgo que trajo a la mesa”, dijo Vargas.

A Vargas le ayudó saber que su dirigente en el equipo francés Boulazac Basket Dordogne Pro, Claude Bergeaud, estaba entusiasmado porque iría a representar a su isla.

“Cuando le dije: ‘Coach, quiero ir a los juegos’, me dijo: ‘Claro, ve, ve, ve. Conozco la pasión que sientes por tu país. Sé cómo es porque dirigí el equipo nacional (de Francia)’”.

Bergeaud estaba al timón de Francia cuando llegaron en tercer lugar en el FIBA EuroBasket 2005 en Serbia y Montenegro, y en quinto lugar en la Copa del Mundo de Baloncesto FIBA 2006 en Japón.

El dirigente estaba contento de ver a Vargas regresar a Francia, además, porque en su primer juego de vuelta, el sábado, hizo 17 puntos y 12 rebotes en una victoria contra Strasbourg.

Vargas ahora está enfocado de nuevo en la liga francesa de baloncesto, pero muy pronto su vista se volverá de nuevo sobre la República Dominicana. Será divertido.

“Cuando nos juntamos, tenemos una pasión, un deseo de demostrar que podemos competir al nivel más alto —exclamó Vargas—: tenemos esa pelea dentro de nosotros”.