829-917-7231 | 809-866-3480

El valor de una rusa

Por Luis Brito Viernes 10 de Febrero, 2017

No hay duda de que el mundo de hoy se rinde ante las cosas insólitasque ocurren.

Y a pesar de que nada nos sorprende, siempre queda un pequeñitoespacio para el asombro de lo que no acabamos de ver.

Y eso ha ocurrido ahora en Rusia, donde una inaudita Leydispone que golpear a una mujer no es un delito, y por tanto, no habrá castigopara el agresor.

Las motivaciones de la extraordinaria disposición que despenalizala violencia doméstica en Rusia, es todavía más escalofriante que la propia medida.

Según la nueva ley, las agresiones que causen dolor físico ydejen moratones, arañazos o heridas superficiales a la víctima no seránconsideradas delito.

Oiga esto: Si el agresor no es reincidente nunca irá a juicio,y si lo hizo una primera vez sólo cuando vuelva a golpearla en el plazo de unaño, podrá ser acusado. Véase que la mujer queda sacrificada a aguantar unapaliza durante 12 meses sin que haya consecuencia para él. La verdad que suenaespantoso.

La ley es más tenebrosa cuando dispone que la mujer tiene quedemostrar los hechos, “porque la Justicia no actuará de oficio”, en otralectura que la Ley se pone del lado del agresor.

De hecho, en Rusia el 90 por ciento de las denunciantes noacude a los juzgados porque el proceso es engorroso y casi nunca se consigue uncastigo.

Agárrese ahora. Las autoras de esta macabra Ley son nada másy nada menos que cuatro mujeres -dos diputadas y dos senadoras-.

El presidente Putin es peor, no solo al promulgar laLey, sino porque su desprecio a la mujerlo deja claro cuando dijo que un caso de violencia doméstica en la justicia es “unadescarada e intolerable injerencia en la familia”.

No es casual la frase rusa que reza “le pega, es decir,le quiere”, expresión de la policía cuando una mujer va a denunciar a sumarido por una paliza.

La Iglesia Ortodoxa Rusa apoya esta ley, aduciendo que elpadre de familia debe ser respetado para no separar a los niños de su padre.

El Kremlin (el gobierno de Rusia) justifica la Ley diciendoque lo que otros llaman violencia doméstica no es más que “conflictosfamiliares”.

Dato escalofriante: 14 mil mujeres mueren todos los años enRusia a manos de sus parejas, 36.000 son golpeadas diariamente y cada 40minutos muere una en ese país.