El sincretismo religioso en la mirada fotográfica de Kelvin Naar

Por El Nuevo Diario jueves 18 de abril, 2019

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-La mezcla de vudú y catolicismo expresada en las formas en que el pueblo haitiano vive su fe es el tema de la exposición “Sincretismo”, del multipremiado fotógrafo dominicano Kelvin Naar, la cual será inaugurada el próximo dos de mayo en la Ciudad Colonial de Santo Domingo.

El acto tendrá lugar en el Centro de la Imagen, en la calle Arzobispo Meriño No. 464, esquina calle Vicente Celestino Duarte, el próximo dos de mayo a partir de las 7:30 de la noche.

La muestra está compuesta por 27 poderosas imágenes de mágico realismo en blanco y negro, enmarcadas en la fotografía antropológica de carácter documental.

Cada fotografía contribuye a desnudar visualmente la peregrinación de los fieles al santuario de Saut-d’Eau, en el distrito de Mirebalais, departamento de Centro.

 

Con “Sincretismo”, Naar continúa su fructífera y galardonada carrera artística, en la que ha obtenido importantes premios y reconocimientos, entre ellos el Abelardo Rodríguez Urdaneta, en 2014. Hace unos meses puso en circulación, con excelente recepción de la crítica y del público, su libro fotográfico “Blanco”.

El artista explica que el lugar tiene una gran importancia religiosa para católicos y practicantes del vudú porque, de acuerdo con la tradición, el 16 de julio de 1847, la virgen del Carmen (o Erzulie Dantor, para los vuduístas) se apareció en la copa de una palmera.

Y, a pesar de que un sacerdote francés mandó a cortar el árbol, por miedo a la superstición que el fenómeno podía inspirar, se convirtió en un santuario de gran importancia para los haitianos.

Cada año, la cascada es testigo de una gran peregrinación, entre el 14 y el 16 de julio. La principal actividad devocional es el baño en sus aguas, adonde la gente acude a pedir favores a la virgen o Erzulie, agrega.

“Dicha agua también es sagrada para los dioses Damballah y Ayida-Wedo. Curiosamente, las alturas de las rocas se presentan en una secuencia natural de Fibonacci, lo que aumenta la sensación de misticismo”, añade Naar.

La exposición cuenta con la curaduría de Gerardo Zavarce, para quien la muestra lleva impresa la poética del lugar sagrado: la del santuario de peregrinación donde la fe es localizada y lo espiritual se hace presente y se hace también cuerpo redimido. También es el lugar donde se traspasan las fronteras y los límites se cruzan.

“Lo invisible se hace visible, lo de arriba viene abajo y lo de abajo parece arriba. Allí, las promesas se pagan, las penitencias se cumplen y los milagros se vuelven clamor del que profesa fe y devoción”, añade el curador venezolano.

En el contexto de la exhibición, será organizada una serie de conversatorios para abordar diversos temas sobre el quehacer presente y futuro de la fotografía documental; así como tópicos vinculados al proceso curatorial de la fotografía en general y de la muestra “Sincretismo” en particular.

Igualmente, será presentada de la publicación “Blanco”, que recoge parte del trabajo de Kelvin Naar que conforma “Sincretismo” y que lo coloca en un interesante proceso de diálogo con la tradición de la fotografía en diversas latitudes y bajo diversas perspectivas de interacción.

Anuncios